Puigcercós anuncia el proyecto de Oficina Antifraude para junio y asegura que no será "un órgano represor"

Actualizado 08/06/2007 16:45:10 CET

BARCELONA, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Gobernación y Administraciones Públicas, Joan Puigcercós, anunció hoy en el Parlament que su departamento llevará al Consell Executiu el proyecto de ley de la Oficina Antifraude --que proviene ya de la anterior legislatura-- este mes, para que entre en la Cámara catalana antes del verano.

El proyecto configurará un organismo fiscalizador entendido "como un instrumento de buenas prácticas" y "no como un órgano represor", aseguró Puigcercós. "No hay que mirar al pasado, sino al futuro", señaló.

Durante su comparecencia en el Parlament para exponer el presupuesto de su conselleria, explicó que en estos primeros meses de Gobierno el proyecto de ley de la oficina ha incorporado ya "las recomendaciones que hizo el Consell Consultiu en su informe" de la legislatura pasada, y aseguró que está a punto de finalizar el trámite para ser aprobado por el Govern este mes.

Puigcercós aseguró a los grupos de la oposición que no tiene "ningún inconveniente" en sentarse a dialogar con ellos para "llegar a un consenso amplio" que permita aprobar la ley de la oficina con el máximo acuerdo posible, aunque se negó a avanzarles el contenido concreto del proyecto "porque aún lo ha de ver el Govern".

El conseller señaló solamente que "ha de ser un organismo de buenas prácticas y no lo que han apuntado desde algunos grupos, que lo presentan como un órgano represor que mira sólo al pasado. Se ha de mirar al futuro".

Según Puigcercós, la Oficina Antifraude ha de servir para "encaminar las relaciones entre las administraciones y el sector privado y las relaciones entre administraciones catalanas, ya sean locales, Generalitat o entes públicos".

Aseguró que su conselleria se "compromete" a la máxima "transparencia" en su actuación, y aseguró a los grupos de la oposición que serán informados de "todos los estudios e informes que se encarguen" desde su departamento. Recibirán tanto los informes que prepara el grupo de expertos sobre la futura ley electoral como otros informes sobre las agencias catalanas, por ejemplo.