PxC se querella contra Jordi Pujol por su fortuna sin declarar en el extranjero

Ciudad de la Justicia, L'Hospitalet
EP-MLC
Actualizado 06/07/2015 0:20:46 CET

BARCELONA, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

PxC ha presentado este lunes una querella contra el expresidente de la Generalitat Jordi Pujol por la fortuna sin declarar que su familia ha tenido durante 34 años en el extranjero en el Juzgado de Instrucción 31 de Barcelona, que ya tiene diligencias abiertas.

En declaraciones a Europa Press, el secretario general de PxC, Robert Hernando, ha explicado que su partido es la sexta fuerza municipal de Catalunya y tienen "el derecho y deber de defender la ciudadanía" y exigir que se aclare si el expresidente cometió algún delito.

La querella la ha presentado el equipo jurídico del partido por los delitos de blanqueo de capitales y delito fiscal, aunque no descartan ampliar estos delitos en función de cómo avancen las investigaciones, ha explicado Hernando.

Así, PxC quiere ejercer de acusación popular en el caso porque creen que puede tratarse de un "gran expolio al pueblo de Catalunya por una corrupción generalizada e institucionalizada".

Piden que declare como testigo el exvicepresidente de la Generalitat y exlíder de ERC Josep Lluís Carod-Rovira, tras asegurar que un dirigente de CDC le dijo que las comisiones que cobraba la Generalitat por obra pública eran "del cinco por ciento".

En la querella piden imputar a Jordi Pujol y citar como testigos a su esposa, Marta Ferrusola, y a cuatro de sus hijos: Jordi, Oleguer, Oriol y Marta, además de la exnovia de Jordi Pujol hijo María Victoria Álvarez, y a cuatro constructores.

Por el momento, también se ha querellado contra el expresidente en el mismo juzgado el sindicato Manos Limpias, y la Confederación de Asociaciones Vecinales de Catalunya (Confavc), la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (Favb), el Observatorio Desc han anunciado su voluntad de hacerlo tras hacer un frente común con sindicatos y otras asociaciones.

QUERELLA

En la querella, se denuncia que "existen indicios de que durante 23 años de mandato de Jordi Pujol, la administración catalana estuvo al servicio de al menos parte de la familia Pujol-Ferrusola".

Asimismo, consideran que existe una "presunción más que razonable" de que, al dinero de la herencia del padre del expresidente, se acumularon otras cantidades de dinero obtenido de manera ilícita.

En definitiva, aseguran que puede tratarse de "un supuesto de defraudación de gran magnitud cuyo origen sería la obtención de importantes beneficios derivados de la comisión continuada de los delitos reseñados".

En su escrito también piden que, como partido catalán, puedan comparecer con una representación y defensa diferenciada de Manos Limpias, por las diferencias entre ambos "que justifican que no tengan que quedar unificados como única parte procesal".