Retrospectiva a Joaquín Torres-García el MoMA

Actualizado 25/10/2015 11:09:37 CET
Joaquín Torres-García (Uruguayan. 1874–1949). 'Autorretrato' (Self-portrait).
MOMA

   BARCELONA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Museum of Modern Art (MoMA) de Nueva York (Estados Unidos) ha dedicado la primera retrospectiva en el país del uruguayo vinculado a Catalunya Joaquín Torres-García, con la exposición titulada 'Joaquín Torres-García: The Arcadian Modern', que podrá verse desde este domingo hasta el 15 de febrero.

   Según ha informado el museo en su web, se trata de la "primera retrospectiva comprehensiva" dedicada al artista en los Estados Unidos en los últimos 45 años.

   La exhibición abarca la primera mitad del siglo XX, repasando los logros de Joaquín Torres-García (Uruguay, 1874-1949) en la pintura, la escultura, el fresco, el dibujo y el collage, a través de 190 obras.

   La exhibición ha sido organizada por Luis Pérez-Oramas, la curadora Estrellita Brodsky de arte latinoamericano, con Karen Grimson, asistente de curaduría del departamento de dibujos y grabados del MoMA.

   Al término de la muestra en el MoMA, la exposición viajará al Espacio Fundación Telefónica en Madrid (19 de mayo-11 de septiembre de 2016) y al Museo Picasso Málaga (10 de octubre de 2016-5 de Febrero de 2017).

PRIMERAS OBRAS EN BARCELONA

   La exhibición se estructura cronológicamente en una serie de capítulos importantes abarcando la obra completa del artista, desde sus primeras obras en Barcelona a finales del siglo XIX hasta sus últimas obras realizadas en Montevideo en 1949.

   Destacan dos momentos claves: la época de 1923 a 1933, cuando Torres-García participó en varios de los primeros movimientos modernos de vanguardia europeos, a la vez que estableció su característico estilo pictográficoconstructivista; y de 1935 a 1943, cuando, habiendo regresado a Uruguay, produjo uno de los repertorios más contundentes de abstracción sintética.

   Barcelona A los 17 años de edad, Joaquín Torres-García dejó su ciudad natal de Montevideo para ir a Barcelona, donde se educó como artista: "Una ciudad moderna y una capital de renovación cultural, Barcelona inspiró a Torres-García a convertirse en un 'pintor de la vida moderna' al estilo de Baudelaire",ha remarcado la sala.

    Torres-García estuvo activo dentro del grupo de intelectuales y artistas que promovieron el noucentisme, un movimiento artístico catalán que reaccionó en contra de la sofisticación decadente del 'art nouveau' y estableció una relación con la naturaleza y la historia primitiva que se manifestaba en escenas pastorales de la edad de oro mediterránea.

   Como miembro de este influyente grupo, Torres-García se convirtió en uno de los pintores más reconocidos en Barcelona a principios del siglo XX.

Para leer más