Ridao (ERC) llama a no digerir la derrota como "después del 23-F"

Actualizado 05/07/2010 16:14:28 CET
Joan Ridao
EP

Asegura que debatir sobre la cabecera del 10-J es una polémica "estéril y absurda"

BARCELONA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de ERC y diputado en el Congreso, Joan Ridao, ha hecho este lunes un llamamiento para que Catalunya no vuelva a metabolizar la derrota que supone la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre el Estatut "como el día después del 23-F", en el que se tuvieron que "digerir las rebajas".

"Ante el revés estatutario vemos una oportunidad para avanzar y no para ir hacia atrás", ha justificado, y ha reiterado que en esta ocasión no se puede repetir la situación generada tras el golpe de Estado de 1981, en el que Catalunya aceptó rebajas autonomistas, ha dicho.

En la rueda de prensa posterior a la Ejecutiva Nacional del partido, ha manifestado que ya no se puede aceptar una vía autonomista porque "España no quiere ser reformada", y por tanto se ha llegado a un "auténtico final de etapa". Intentar llegar a acuerdos, a su juicio, sería volver a la etapa del 'pujolismo' de los años 80-90.

Ridao ha marcado diferencias con CiU y PSC, a los que ha criticado que quieran "buscar un atajo" para lograr aprobar algunos aspectos rechazados por el TC mediante leyes orgánicas en el Congreso, algo que entiende que es lo mismo que "aceptar sin más y con sumisión" la rebaja de la norma catalana.

Además, ha asegurado que la sentencia, en la que se darán a conocer los fundamentos jurídicos de los artículos interpretables y anulados, será demoledora, y supondrá el "certificado de defunción" de la estrategia de los que quieren negociar con el Estado. "Es como ir a negociar con quien te ha estafado".

En cualquier caso, ha asegurado que ERC quiere mantener la unidad de acción de los partidos catalanes, puesto que los 40 diputados catalanes en el Congreso pueden ser una "palanca decisiva" cuando el Gobierno no tiene mayoría, pero ha precisado que no compartirán dicha unidad si los llamamientos a la unidad que se hacen estos días responden al tacticismo político de CiU para demostrar que el PSC depende del PSOE.

"POLÉMICA ESTÉRIL Y ABSURDA"

El dirigente de ERC ha avanzado que su formación considera una "polémica estéril y absurda" discutir si la manifestación convocada para el próximo sábado en Barcelona contra la sentencia del TC debe ir encabezada por una 'senyera' o una pancarta con el lema 'Som una nació. Nosaltres decidim' (Somos una nación. Nosotros decidimos), tal y como estaba inicialmente previsto.

El presidente de la Generalitat, José Montilla, ha manifestado su deseo de que sea la bandera catalana quien presida la muestra de unidad, algo que debe decidirse en la reunión de trabajo que ha convocado para mañana Òmnium Cultura, la entidad organizadora de la marcha.

Ridao ha señalado que su partido hará "lo que diga Òmnium", por tratarse de una entidad "representativa de la sociedad civil", y ha hecho un llamamiento para que la manifestación sea la más multitudinaria de la democracia y una "exhibición de fuerza" contra la "agresión" que ha supuesto el fallo del TC.

A pesar de ello, ha considerado que el lema que incluye el derecho a decidir engloba a todos porque se trata del "mínimo común denominador", y ha criticado el afán de algunos por enturbiar la convocatoria. En cualquier caso, ha afirmado que trabajarán con una actitud constructiva para lograr el máximo consenso.