Torrent exige poner fin inmediato al 155 y avisa de que el Parlament hablará "de todo"

380342.1.644.368.20180117135623
Vídeo de la noticia
Actualizado 17/01/2018 17:18:11 CET

   BARCELONA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

Roger Torrent, un alcalde joven y valor al alza de ERC para presidir el Parlament

Tras la sesión constitutiva del Parlament, ¿cuál es el calendario para investir al próximo presidente de la Generalitat?

El nuevo presidente del Parlament, Roger Torrent, ha debutado este miércoles en el cargo exigiendo que se ponga fin "inmediatamente a la intervención de las instituciones" catalanas, en referencia crítica a la aplicación del artículo 155 de la Carta Magna.

En su primer discurso ante el pleno tras ser elegido, ha lamentado que los ocho diputados encausados no puedan asistir al hemiciclo, y ha advertido de que la Cámara no rehuirá ningún tema bajo su presidencia, incluidos los vinculados a la independencia: "En el Parlament se tiene que poder hablar de todo".

Cuando Torrent pide hablar de todo apela al argumento utilizado en la pasada legislatura por su antecesora, Carme Forcadell, cuando, ante las advertencias de la justicia de que ciertos debates no se podían celebrar en el Parlament, la presidenta los autorizó asegurando que ella no era nadie para vetarlos.

Hace poco más de dos años, cuando Carme Forcadell accedió a la Presidencia, concluyó su con un "¡Viva la república catalana!", y este miércoles Torrent ha optado por "¡Viva la democracia y viva Catalunya!".

Y ha pedido a todos los diputado devolver la política al centro del debate parlamentario, además de pedir: "Conjurémonos todos para recuperar las instituciones del país y volverlas a poner al servicio de los ciudadanos lo más pronto posible".

LA "CONFIANZA" DE TODOS

Torrent ha agradecido el apoyo de los diputados que le han votado, se ha comprometido a ganarse la "confianza" de los que no lo han hecho, y ha tendido la mano a todos los grupos.

El republicano ha asegurado que aspira a ejercer su cargo de forma conciliadora con todos, con el entendimiento y el diálogo como premisas, y ha añadido que "la democracia y la convivencia será los pilares fundamentales" de su mandato.

Ha defendido que la sociedad catalanes tiene identidades múltiples, que es lo que le convierten en una sociedad plural, y ha citado al escritor Stefan Zweig, del que se declara ferviente seguidor: "Nuestro mundo tiene espacio para muchas verdades y no solo para una".

A LOS ENCAUSADOS

Ha reivindicado que su cargo implica ser la segunda autoridad de Catalunya --solo por detrás del presidente de la Generalitat--, y por eso ha defendido que no puede eludir destacar que el contexto político que vive Catalunya es "complejo y anómalo".

Torrent ha lamentado la cárcel preventiva de los cuatro presos soberanistas, y que "en opinión de mucho juristas es absolutamente injustificada", y también ha lamentado que los cinco diputados encausados que viven en Bélgica no puedan regresar con garantías, ha dicho.

No ha dado pistas de si es partidario de investir a Puigdemont a distancia, pero sí ha avisado de que velará por los derechos que considera que tiene todo diputado: "En el Parlament hay 135 voces y yo tengo que defender la expresión de todas; de los que están aquí y de los que no pueden estar".

Sin embargo, para abordar la situación de los encausados no ha utilizado términos comunes en el soberanismo como el de 'presos políticos' para los que están en la cárcel y 'exilio' para los que viven en Bélgica.

Tampoco se ha referido a la declaración de la República que se hizo en el Parlament el 27 de octubre de 2017, y se ha limitado a decir que defenderá la "esencia del republicanismo", que ve como una apelación a la democracia y a la justicia social.

JOSEP IRLA Y CARME FORCADELL

En su discurso ha loado a varios de sus predecesores, citando dos: el presidente del Parlament en el exilio Josep Irla, por su "compromiso y lealtad", y Carme Forcadell, de quien se ha declarado deudor y heredero.

Torrent se ha referido a su propia juventud, ya que, con 38 años, es el presidente más joven de la Cámara desde la restauración de la democracia, y ha celebrado que su elección supone "el síntoma de un relevo natural y necesario en los espacios de decisión y responsabilidad política" en Catalunya.

También ha abordado cuestiones sociales, apelando por ejemplo a trabajar por los que más sufren, a luchar por la igualdad entre hombres y mujeres --en la Mesa hay una mujer y seis hombres-- y también para erradicar la violencia de género.

Tras su discurso ha sonado el himno nacional de Catalunya y los diputados soberanistas han gritado 'Libertad, libertad' --él no lo ha hecho--, y al salir del pleno se ha reunido brevemente con Forcadell en el que será su nuevo despacho, para simbolizar el relevo.