Sindicatos catalanes exigen al Govern devolver las pagas extras de los funcionarios

Concentración durante una reunión de la mesa pública
Europa Press - Archivo
Publicado 19/10/2018 14:39:10CET

BARCELONA, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

CC.OO. y UGT de Catalunya han exigido este viernes al Govern devolver las pagas extras pendientes de 2013 y 2014 de los empleados de la Generalitat, así como calendarizar su retorno.

Los sindicatos han reaccionado así en sendos comunicados a la reunión que mantuvo el jueves en Madrid el conseller de Políticas Digitales y Administración Pública de la Generalitat, Jordi Puigneró, con la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet.

Puigneró le pidió a Batet la flexibilización del cumplimiento de la regla de gasto de las comunidades autónomas para afrontar este desembolso, pero el Gobierno le recalcó que no lo haría y que puede priorizarlo en los Presupuestos autonómicos y abonarlo.

CC.OO. de Catalunya ha asegurado que "no valen excusas" y que la Generalitat tiene que retornar la deuda que tiene con los funcionarios catalanes.

Ha recordado que el PDeCat, partido del conseller, se abstuvo en el Congreso de los Diputados en la votación para elevar el techo de gasto en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019: "Sea bienvenido el cambio de postura en este tema, si es que se ha producido".

Por su parte, UGT de Catalunya ha razonado que la negociación política de los PGE no se puede mezclar con la sindical y ha destacado que "el único mandato político" que condiciona el retorno de las pagas son las resoluciones del Parlament.

Ha indicado que también se tienen que respetar los acuerdos alcanzados en la Mesa General de la Función Pública de julio de 2017, en los que el anterior Govern se comprometía a retornar este año el 10% de la paga extra de 2013 y a calendarizar el retorno de lo que quedaba pendiente.

Ambos sindicatos han pedido al Govern desbloquear esta situación en la próxima Mesa General, que se celebra el miércoles 31 de octubre y que está integrada por la Generalitat y los sindicatos CC.OO. y UGT de Catalunya y la IAC.