Actualizado 18/09/2007 12:05:56 +00:00 CET

Sucesos.- Cinco detenidos en Tarragona relacionados con la mafia marsellesa por tráfico de drogas y tenencia de armas

TARRAGONA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido en varias localidades de Tarragona a cinco personas relacionadas con la mafia marsellesa por tráfico de estupefacientes, tenencia ilícita de armas, depósito de armas de guerra, asociación ilícita, falsificación y sustracción de vehículos, informó hoy el cuerpo.

Los detenidos, cuatro ciudadanos franceses y uno español, formaban presuntamente un grupo organizado de la mafia marsellesa dedicado al tráfico de drogas. Trasladaban los estupefacientes desde el sur de España a Tarragona y, posteriormente, los llevaban a Francia, con coches de alta gama sustraídos, para su distribución.

Además, mantenían un nivel de vida elevado, que les permitía alquilar viviendas y vehículos, adquirir prendas de vestir de primeras marcas y frecuentar locales de ocio y restaurantes de moda, según explicó la Policía Nacional.

Los detenidos son L.D.P., de 47 años; A.G, de 62; M.O.R., mujer de 43, y V.M.A.P., mujer de 48, todos de nacionalidad francesa, y un ciudadano español, L.H.C., de 53 años.

Tres de los detenidos, L.D.P., A.G. y M.O.R., ingresaron en prisión tras comparecer ante el juez y L.H.C. y V.M.A.P. quedaron en libertad a la espera de que les cite el juez. La investigación continúa abierta y no se descartan más detenciones.

El día 12 de septiembre se detuvo en el área del peaje de L'Hospitalet de l'Infant a L.D.P., uno de los principales miembros de este grupo, conduciendo un BMW X-5. Al advertir el dispositivo policial intentó fugarse. En el turismo encontraron 20 fardos y 22 paquetes que contenían 644 kilogramos de hachís.

Posteriormente se procedió al registro de tres domicilios en la provincia de Tarragona: en Cambrils, Miami Playa y Vandellòs i l'Hospitalet de l'Infant. Asimismo, se registraron dos domicilios en Sitges (Barcelona).

En el domicilio de Miami Playa se encontraron las armas de fuego: un subfusil ametrallador del calibre nueve milímetros tipo Uzi, con silenciador; dos pistolas automáticas del calibre nueve milímetros; otra pistola del calibre 7,65 milímetros; un revólver 357 y numerosa munición.

Durante la operación también se intervinieron cinco vehículos: un BMW, sustraído en Suiza hace dos años, con placas de matrícula francesa falsas; un Mercedes Vito, acondicionado para el transporte de hachís, con placas de matrícula española falsas y que fue sustraído en Francia; así como un Peugeot 407, un 605 y un Renault Space.

Asimismo, la policía incautó 17 kilogramos de cocaína repartidos en 22 paquetes; 680 kilogramos de hachís, en 20 fardos y 22 paquetes; varios contadores de billetes; balanzas, hornos y moldes para manipular la droga; y otros efectos y documentación.