Torra recibe a Mas, Ortega, Homs y Rigau antes de que declaren ante el Tribunal de Cuentas

Actualizado 09/10/2018 11:50:54 CET
409978.1.500.286.20181009103856
Vídeo de la noticia

   BARCELONA, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, se ha reunido este martes con el expresidente Artur Mas y los exconsellers Joana Ortega, Francesc Homs e Irene Rigau para expresarles su apoyo y el del Govern antes de que el miércoles comparezcan ante el Tribunal de Cuentas para declarar por la consulta soberanista del 9 de noviembre de 2014.

A la reunión, que se ha celebrado el día en que se cumplen cuatro años de la consulta del 9N, también han asistido el vicepresidente, Pere Aragonès, y la consellera de Presidencia, Elsa Artadi.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) condenó a dos años de inhabilitación al expresidente catalán Artur Mas por un delito de desobediencia, a la exvicepresidenta Joana Ortega a un año y nueve meses de inhabilitación para cargo público, y a un año y medio de inhabilitación a la exconsellera de Enseñanza Irene Rigau.

El exconseller de Presidencia Francesc Homs fue inhabilitado un año y un mes por parte del Tribunal Supremo, puesto que en el momento del juicio era diputado en el Congreso.

Aunque los tribunales no apreciaron delito de malversación de caudales públicos, el Tribunal de Cuentas les impuso una fianza de más de 5,2 millones de euros correspondientes a los gastos del 9N --unos 4,8 millones-- y a los intereses calculados desde 2014.

AGRADECEN EL APOYO

Mas, Ortega, Homs y Rigau han agradecido el apoyo de Torra y el Govern, y han criticado que esta causa judicial "se abre pese a que ya se sometieron a un juicio penal" en la que el juez instructor descartó el delito de malversación, ha informado la oficina de expresidente de Mas en un comunicado.

Asimismo, han recordado que han abonado parte de la fianza de 5,2 millones con el embargo de sus viviendas y otra parte con aportaciones ciudadanas.

Aunque la acusación reclama que esta fianza debe ser devuelta al Govern, defienden que "el ejecutivo catalán ha dejado claro que no se siente perjudicado económicamente y que los gastos del 9N fueron legales".

Contador