Tres miembros de los CDR rechazan las acusaciones de Fiscalía por una protesta ante el TSJC

Los tres integrantes de los CDR ante la prensa, a las puertas del Ayuntamiento
CDR SABADELL
Publicado 08/10/2018 14:43:52CET

SABADELL (BARCELONA), 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

Tres miembros de los CDR de Sabadell, Terrassa y del barrio de Gràcia de Barcelona se han negado a recoger este lunes la acusación de Fiscalía que les pide dos años y medio de prisión por desórdenes públicos en la protesta del 23 de febrero en las escaleras del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

En declaraciones a los medios, el miembro del CDR de Sabadell, Cesc Esteve, ha asegurado que fueron detenidos "de forma arbitraria y con un claro objetivo político, el de la represión y la estrategia del miedo" y por esta razón, ha subrayado su decisión de desobedecer.

En este sentido, ha apuntado que no reconoce "la injusticia española y no se permitirá que el Estado haga uso de la violencia institucional para detener la lucha en las calles", aunque ha admitido que en un periodo de entre una y dos semanas serán detenidos porque se emitirá una orden de búsqueda y captura.

La integrante del CDR de Gràcia, Ivette Mañalich, ha determinado que no han cometido ningún delito y que, si se produce una detención, que sea "por la fuerza".

Los tres miembros del CDR forman parte de los 14 detenidos durante la movilización en la puerta principal del TSJC, en Barcelona, que congregó a cerca de un centenar de personas, coincidiendo con el 37 aniversario del intento de golpe de Estado, y para 11 de ellos Fiscalía pide dos años y medios prisión.

Contador