Actualizado 16/09/2016 17:08 CET

Unió aplaza su congreso del 1 de octubre

Ramon Espadaler, Unió
EUROPA PRESS

   Niega estar en riesgo de extinción pese a estar aceptado el concurso de acreedores

   BARCELONA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El secretario general de Unió, Ramon Espadaler, ha anunciado este viernes que el partido democristiano hace "una pausa" en el proceso congresual que tenía previsto celebrar el sábado 1 de octubre.

   En una carta a la militancia tras un Consell Nacional celebrado este jueves, ha asegurado que la formación tiene "voluntad y necesidad de continuidad" pese a su delicada situación económica.

   El partido está en concurso de acreedores que fue solicitado el 1 de septiembre y que ya ha sido aceptado, según Espadaler, pero ha expuesto que esto no pone en riesgo la vigencia del proyecto político de los democristianos.

   Espadaler ha garantizado que el comité de gobierno de Unió mantiene intacta su competencia ejecutiva y de dirección política, quedando sus decisiones económicas "a criterio del administrador concursal".

   El dirigente de Unió ha querido remarcar esta circunstancia ante "las voces que se afanan a pronosticar la extinción" del partido, y ha sostenido que una formación política es más que un aparato administrativo o un NIF, sino que es una agregación de voluntades para defender en las instituciones una idea de sociedad.

   Ha remarcado que la propuesta de Unió tiene más vigencia que nunca ante la "incierta" hoja de ruta del Govern y la pasividad del Gobierno central.

PRIMARIAS

   Una de las derivadas del aplazamiento del congreso es que tampoco se celebrarán por ahora las primarias previstas para este sábado para elegir el liderazgo del partido, pero fuentes del partido consultadas por Europa Press garantizan que no es un aplazamiento 'sine die': "Se harán".

   El Consell Nacional pidió a Unió que sea proactiva en la construcción de una alternativa política "por hoy inexistente en el actual Govern y el de izquierdas que viene", que tendrá que reunir voluntades y acentos diferentes sobre el denominador común del catalanismo y la centralidad política.

   Ante este "objetivo ambicioso" que requerirá el compromiso de la dirección y los cuadros del partido, el Consell Nacional acordó de forma unánime hacer una pausa en el proceso congresual previsto para el 1 de octubre y orientar su esfuerzo a la articulación de ese espacio.