Publicado 25/12/2021 17:54CET

La Armada neutraliza tres granadas de fusil en aguas de Melilla para evitar el riesgo de explosión

Los artectados localizados en aguas de Melilla y desactivados por la Armada Española.
Los artectados localizados en aguas de Melilla y desactivados por la Armada Española. - ARMADA ESPAÑOLA

MELILLA, 25 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Armada Española ha neutralizado tres granadas de fusil en aguas de Melilla para lo que requirieron utilizar cargas especiales de corte de ignición por radiocontrol para evitar cualquier peligro de explosión de dichos artefactos.

Según ha informado la Oficina de Relaciones con la Prensa de la Armada en Rota, un equipo de desactivado de la Unidad de Buceo de Cádiz (Unbudiz), perteneciente a las Unidades de la Fuerza de Acción Marítima en Cádiz, con base en la Estación Naval de Puntales, ha sido el encargado de realizar la identificación y neutralización de las tres granadas de fusil en Melilla, en la zona conocida como Horcas Coloradas.

Tras recibir el aviso del hallazgo del artefacto, el Cuartel General de la Fuerza de Acción Marítima, a través del Centro de Operaciones y Vigilancia de Acción Marítima (Covam), destacó, mediante un avión militar Cessna perteneciente a la Cuarta Escuadrilla de la Flotilla de Aeronaves, un equipo de buceadores, especialistas en desactivado de explosivos, encargado de identificar y neutralizar los proyectiles.

La citada fuente ha explicado que, a la llegada, con apoyo de la Comandancia Naval de Melilla, se trasladó al equipo de desactivado a las instalaciones del Grupo de Especialistas en Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil en Melilla en el puerto.

Tras una reunión de coordinación se inició el dispositivo de seguridad marítimo para proceder a la operación.

Una vez en la zona realizaron una inmersión de localización, en la que se encontró un tercer artefacto además de los dos que habían sido informados.

Tras la identificación, procedieron a la neutralización in situ de las mismas, "ya que no eran seguras para su recuperación y transporte" han indicado.

Para minimizar efectos, utilizaron cargas especiales de corte de ignición por radiocontrol.

LA CARGA EXPLOSIVA PERMANECE INTACTA

Seguidamente, el equipo de desactivado de explosivos comprobó que no quedaban en la zona restos de explosivo ni del artefacto, para evitar cualquier tipo de impacto medioambiental.

La Oficina de Relaciones con la Prensa de la Armada en Rota ha advertido de "la peligrosidad de estos artefactos a pesar de llevar tiempo sumergidos, ya que su carga explosiva permanece intacta y sus sistemas de activación pueden ser inestables si se manipulan".

Por ello, ha aconsejado que "ante cualquier hallazgo se debe de informar a las autoridades para su neutralización por personal experto" porque las Unidades de Buceo de la Armada cuentan con personal especialista en desactivación de artefactos explosivos submarinos (EOD) y buceadores con especialización en técnicas de inutilización de minas, "siendo los únicos capacitados para realizar este tipo de tareas".

"Esta actividad, en el ámbito marítimo, es competencia exclusiva de la Armada", ha remarcado la citada fuente.

Contador