Publicado 27/12/2022 21:50

Detenida en Melilla una mujer procedente de Países Bajos con 9,5 kilos de cocaína y diversas armas de fuego

Pistola intervenida a la detenida
Pistola intervenida a la detenida - POLICÍA NACIONAL

MELILLA, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido en Melilla a una mujer presuntamente integrante de un grupo criminal, que pretendía trasladar en un vehículo desde los Países Bajos hasta la localidad española un total de nueve kilos y medio de cocaína. En el registro que se le ha practicado, se ha hallado además un arma de fuego corta, un silenciador y dos culatas con cajón de mecanismo de armas largas de caza, así como cargadores y munición de los calibres 9 y 7,65 milímetros.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía, la investigación ha sido llevada a cabo desde diciembre 2021 por agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO), en el marco de la denominada "Operación Hobbit".

La intervención arrancó en momento en el que tuvieron conocimiento de la existencia de un entramado delincuencial dedicado al tráfico internacional de cocaína, que adquiere la mercancía en los Países Bajos y ocultándola en dobles fondos de vehículos, atraviesan Europa y la introducen en Melilla, donde la reparten entre dicha ciudad y el norte de Marruecos para su consumo final.

Así es como sus agentes han logrado sorprender a esta persona cuando pretendía transportar en su coche, en espacios ocultos habilitados al efecto, nueve kilos y medio de cocaína hacia Melilla, procedente de los Países Bajos.

AJUSTES DE CUENTA

La citada fuente ha detallado que en el registro realizado, además de la sustancia estupefaciente, también le fue encontrado diversas armas de fuego, entre ellas un arma corta, un silenciador y dos culatas con cajón de mecanismo de armas largas de caza. También se le incautaron cargadores y munición de los calibres 9 y 7,65 milímetros.

El portavoz policial ha destacado que "el descubrimiento de armas de fuego con silenciador en el alijo de droga hallado añade una nueva dimensión al hecho delictivo, ya que el destino final de este tipo de arsenal no es otro que el ajuste de cuentas entre los distintos clanes".

La detenida, tras ser puesta a disposición judicial, ha sido ingresada en prisión por orden del juzgado que lleva el caso mientras a otros tres miembros del grupo criminal, que se presume que se encuentran en Marruecos, se les ha puesto en vigor una orden de localización y detención.