Actualizado 07/05/2015 12:29 CET

El TSJA da la razón a la planta de diesel bloqueada desde 2007

CEUTA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

   El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha estimado el recurso contencioso-administrativo presentado por la empresa 'Biocarburantes del Estrecho' contra la resolución de la Autoridad Portuaria de Ceuta que denegó su solicitud para la construcción y explotación de una planta de biodiesel en los terrenos de ampliación del Puerto de la ciudad autónoma en virtud del concurso público que ganó en 2007.

   La Autoridad Portuaria alegó que su emplazamiento "debía situarse a una distancia mínima de 2.000 metros del núcleo urbano más próximo" apelando a lo establecido en el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas (RAMINP).

   "El informe del Director del Puerto y la Resolución del Consejo de Administración, basados en la de la consejera de Medio Ambiente de la Ciudad de Ceuta, no resultan técnicamente correctos, ya que la tramitación de la Autorización Ambiental Integrada (AAI) y la ubicación de las instalaciones a menos de 2.000 metros de un núcleo de población no puede exigirse antes de otorgar la concesión sino en el momento de presentar el proyecto constructivo", recoge la sentencia, según ha informado la adjudicataria este jueves en una nota de prensa.

   El TSJA apunta que la conclusión general que cabe extraer del desarrollo del procedimiento es que el mismo ha estado plagado de "irregularidades" y apunta que "las verdaderas razones jurídicas de la negativa al otorgamiento de la concesión son bien distintas de las aducidas ahora por la Administración, esto es, se basaban fundamentalmente en la dilación del procedimiento".

   'Biocarburantes del Estrecho' ha acogido "con gran satisfacción" el veredicto y ahora "confía" en poder llevar a cabo "próximamente" un proyecto que augura que "supondrá un importante motor para la generación de empleo en Ceuta, única autonomía en España donde se ha incrementado el desempleo en lo que va de año".

   Además, la empresa prevé que la puesta en marcha de la planta permitiría "multiplicar el tráfico y la actividad del Puerto de Ceuta", algo "particularmente importante ante los riesgos de asfixia económica que representa el Puerto de Tánger", así como los ingresos de la Autoridad Portuaria y de la Administración local.

   La generación de subproductos como los esteroles durante el proceso de elaboración del biodiésel conllevaría "un elemento de atracción para las industrias farmacéutica y alimentaria" y con las glicerinas "se generaría energía suficiente como para autoabastecer a la planta y un exceso que se pondría a disposición de la Ciudad".

   El Ministerio de Economía y Hacienda aprobó en 2009 aportar 6,8 millones de euros procedentes de incentivos regionales para una la planta de biodiesel, que según los cálculos de la promotora conllevará una inversión de más de 70 millones de euros y la generación de más de 100 empleos directos "en un sector que tiene un alto potencial de desarrollo".