Actualizado 11/05/2017 09:30 CET

Kiko Hernández y Lydia Lozano firman la paz en plató

Kiko Hernández y Lydia Lozano/Ignacio Cuenllas
KIKO HERNÁNDEZ Y LYDIA LOZANO/IGNACIO CUENLLAS

   MADRID, 10 May. (CHANCE) -

   Desde la vuelta de Kiko Hernández a España, acompañado de sus hijas Abril y Jimena, el colaborador ha mostrado su descontento con Lydia Lozano, ya que "la que era mi supuesta amiga" no ha acudido a visitar a sus hijas. Su relación era muy tensa y Lydia no ha querido forzar la situación e ir a casa de Hernández.

   En el plató de Sálvame, Kiko no ha dejado de lanzarle indirectas muy directas sobre su no visita y lo ofendido que se siente ante tal actuación. Pues bien, minutos antes de que terminará el programa de hoy, Hernández ha querido desearle "la mejor de las suertes" a Lydia Lozano, con lo que "va a pasar mañana". Al principio no se ha desvelado el motivo de sus ánimos, pero finalmente se ha sabido: Lydia Lozano va a pasar por quirófano para operarse de la vista.

   Aunque era algo que la colaboradora no quería que se supiera, Hernández no ha perdido la oportunidad y se ha referido a ella de forma contundente: "Ojalá te recuperes pronto y puedas ver, lo que todavía no has visto", refiriéndose, como ha confirmado a Terelu en el momento, a sus pequeñas, que Lydia aún no conoce.

   Lydia ha confesado que está muy nerviosa de cara a su paso por el quirófano y Jorge Javier ha mantenido varias conversaciones con ella para tranquilizarla. Si de algo ha servido esta futura intervención, es para que el acercamiento entre Kiko y su (ex)amiga Lydia se haya producido, llegando al punto de mostrarse muy cariñoso con ella.