Actualizado 24/02/2021 21:44 CET

Mar Torres se derrumba en plena calle y se plantea abandonar la vida pública

Archivo - Mar Torres, muy elegante con un conjunto donde destacan los lujosos complementos con los que ha combinado unos sencillos jeans negros
Archivo - Mar Torres, muy elegante con un conjunto donde destacan los lujosos complementos con los que ha combinado unos sencillos jeans negros - EUROPA PRESS - Archivo

   MADRID, 24 Feb. (CHANCE) -

Mar Torres apareció en nuestras vidas cuando comenzó a tener una relación sentimental con Froilán, nieto del Rey Juan Carlos I, con el que sigue yendo a las clases en la universidad y al que le guarda un gran cariño a pesar de que ese noviazgo no fuera a más. La influencer siempre ha tenido buenas palabras para la familia del hijo de la Infanta Elena y de hecho, siempre ha defendido a capa y espada la Monarquía española.

   Últimamente, Mar no está teniendo un buen momento. Hace unos días colgaba en su perfil de Instagram una fotografía en lencería que desataba la ira y las faltas de respeto de todos los haters de la influencer, incluidos miembros de su familia... algo que provocaba el llanto descontrolado de nuestra protagonista que subía unas stories en sus redes sociales asegurando que no había derecho a recibir ese tipo de comentarios.

   Hoy, Mar Torres nos ha vuelto a dejar muy sorprendidos... y es que hemos visto a la influencer completamente derrumbada asegurando que se plantea desaparecer de la vida pública porque le está pasando factura todo lo que está viviendo a raíz de tener más notoriedad pública: "Hoy iba andando por la calle y me he puesto a llorar y me he dado cuenta que hay veces que necesitas más cariño y atención porque estás más sensible".

   La expareja de Froilán ha asegurado que está en manos de unos profesionales y además, se plantea abandonar las redes sociales para evadirse de todo lo que está pasando en este momento: "En este momento es mi caso, estoy pasando una época un poco complicada, en el sentido temas mediáticos. Hay gente que va de amiga tuya y luego te la clava por la espalda. No me quiero poner a llorar como la última vez porque no viene al caso, pero sí quería comentaros que a lo mejor puede ser que esté más out de las redes porque quiero curarme. Ahora mismo estoy en manos de unas magníficas personas que cuando me ha dado ese ataque he ido a ellos, pero es el momento de parar, pensar y ver qué es lo que me conviene y lo que no. Ahora esto se me está haciendo muy duro y no mola nada estar en esta situación".