Almejas preservan millones de años desechos de impacto de meteoritos

Actualizado 23/07/2019 12:24:26 CET
Desechos de impacto de meteorito preservados en almejas fósiles
Desechos de impacto de meteorito preservados en almejas fósiles - KRISTEN GRACE, FLORIDA MUSEUM

   MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

   Docenas de pequeñas bolitas de vidrio, probablemente tarjetas de visita de un antiguo meteorito, han aparecido en almejas fósiles de una cantera en Florida.

   El análisis, publicado en Meteoritics & Planetary Science, sugiere que son microtektitas, partículas que se forman cuando el impacto explosivo de un objeto extraterrestre envía desechos fundidos a la atmósfera, donde se enfrían y recristalizan antes de volver a caer a la Tierra. Son probablemente las primeros en recuperarse de conchas fósiles.

   Mike Meyer, profesor asistente de Ciencias de los Sistemas de la Tierra en la Universidad de Harrisburg en Pennsilvania, quien ha estudiado las pequeñas esferas una década después de su hallazgo, piensa que las microtektitas son el producto de uno o más pequeños impactos de meteoritos previamente desconocidos, potencialmente en o cerca de la Plataforma de la Florida, la meseta que sostiene la Península de la Florida.

   Los resultados iniciales de una prueba no publicada sugieren que las esferas tienen rastros de metales exóticos, una prueba más de que son microtektitas, dijo Meyer.

   La mayoría de ellas habían sido selladas dentro del fósil Mercenaria campechiensis. A medida que las almejas mueren, los sedimentos finos y las partículas se lavan en el interior. A medida que más sedimentos se depositan sobre las almejas con el tiempo, se cierran, convirtiéndose en excelentes contenedores de almacenamiento a largo plazo.

   "Dentro de almejas como estas podemos encontrar cangrejos enteros, a veces esqueletos de peces", dijo Roger Portell, director de paleontología invertebrada en el Museo de Historia Natural de Florida. "Es una buena manera de preservar especímenes".

   Los investigadores planean fechar las microtektitas, pero la conjetura de trabajo de Portell es que tienen "alrededor de 2 a 3 millones de años".

   Una rareza es que contienen altas cantidades de sodio, una característica que los diferencia de otros desechos de impacto. La sal es altamente volátil y generalmente se evapora si es empujada a la atmósfera a alta velocidad, dijo Meyer.

   "Este alto contenido de sodio es intrigante porque sugiere una ubicación muy cercana para el impacto", dijo Meyer. "O al menos, cualquier impacto que lo haya creado probablemente afecte a una gran reserva de sal de roca o al océano. Muchos de esos indicadores apuntan a algo cercano a Florida".