Actualizado 11/05/2021 14:13 CET

Confirmado que hay ondas de plasma magnético en la fotósfera solar

Ondas de Alfven en la fotosfera solar
Ondas de Alfven en la fotosfera solar - QUEEN MARY UNIVERSITY OF LONDON

   MADRID, 11 May. (EUROPA PRESS) -

   Un equipo internacional de astrónomos ha confirmado la existencia de ondas de plasma magnéticas, conocidas como ondas de Alfvén, en la fotosfera del Sol, la capa más baja de su atmósfera.

   El estudio, publicado en Nature Astronomy, proporciona nuevos conocimientos sobre estas fascinantes ondas que fueron descubiertas por primera vez por el científico ganador del Premio Nobel Hannes Alfvén en 1947.

   El gran potencial de estas ondas reside en su capacidad para transportar energía e información a distancias muy grandes debido a su naturaleza puramente magnética. El descubrimiento directo de estas ondas en la fotosfera solar, la capa más baja de la atmósfera solar, es el primer paso hacia la explotación de las propiedades de estas ondas magnéticas.

   La capacidad de las ondas de Alfvén para transportar energía también es de interés para la astrofísica solar y de plasma, ya que podría ayudar a explicar el calentamiento extremo de la atmósfera solar, un misterio que no ha sido resuelto durante más de un siglo.

   Las ondas de Alfvén se forman cuando las partículas cargadas (iones) oscilan en respuesta a interacciones entre campos magnéticos y corrientes eléctricas.

   Dentro de la atmósfera solar pueden formarse haces de campos magnéticos, conocidos como tubos de flujo magnético solar. Se cree que las ondas de Alfvén se manifiestan en una de dos formas en los tubos de flujo magnético solar; ya sea perturbaciones torsionales simétricas (donde ocurren oscilaciones simétricas alrededor del eje del tubo de flujo) o perturbaciones torsionales antisimétricas (donde las oscilaciones ocurren como dos remolinos que giran en direcciones opuestas en el tubo de flujo).

   A pesar de las afirmaciones anteriores, las ondas torsionales de Alfvén nunca se han identificado directamente en la fotosfera solar, incluso en su forma más simple de oscilaciones simétricas de los tubos de flujo magnético.

   En este estudio, los investigadores utilizaron observaciones de alta resolución de la atmósfera solar, realizadas por el generador de imágenes IBIS de la Agencia Espacial Europea, para demostrar la existencia de ondas torsionales antisimétricas predichas por primera vez hace casi 50 años.

   También encontraron que estas ondas podrían usarse para extraer grandes cantidades de energía de la fotosfera solar, lo que confirma el potencial de estas ondas para una amplia gama de áreas de investigación y aplicaciones industriales.

   La investigación fue dirigida por el Dr. Marco Stangalini, Agencia Espacial Italiana (ASI, Italia) y científicos de otros siete institutos de investigación y universidades, incluida la Queen Mary University of London, que informó de los hallazgos.