Actualizado 23/03/2015 14:34 CET

Descubren por casualidad que las estrellas emiten sonidos

Agonía de una estrella
Foto: NASA/ESA

MADRID, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Un descubrimiento casual por un equipo de investigadores ha proporcionado la evidencia experimental de que las estrellas pueden generar sonido.

   El estudio de los fluidos en movimiento - ahora conocido como hidrodinámica - se remonta a los egipcios, por lo que no es frecuente que se hagan nuevos descubrimientos. Sin embargo, examinando la interacción de un láser ultra intenso con un objetivo de plasma, el equipo observó algo inesperado.

   Los científicos, entre ellos John Pasley, del Instituto de Plasma de la Universidad de York, se dieron cuenta de que en la billonésima parte de un segundo después de un golpe de láser, el plasma fluyó rápidamente de las zonas de alta densidad a las regiones más estancadas de baja densidad, de tal de manera que se crea algo así como un atasco de tráfico. El plasma apilado en la interfaz entre las regiones de alta y baja densidad, generó una serie de pulsos de presión: una onda de sonido.

   Sin embargo, el sonido generado se encontraba en una frecuencia tan alta que escapa incluso a murciélagos y delfines. Con una frecuencia de casi un billón de hercios, el sonido generado no sólo fue inesperado, sino que también estaba cerca de la frecuencia más alta posible en un material así, seis millones de veces mayor que la que puede ser oída por cualquier mamífero.

   Pasley, que trabajó con científicos del Instituto Tata de Investigación Fundamental en Mumbai, India, y del Consejo de Instalaciones Tecnológicas en Oxfordshire, dijo: "Uno de los pocos lugares en la naturaleza en los que creemos en este sentido que ocurriría es en la superficie de las estrellas.

   Cuando están acumulando nuevo material, podrían generar sonido de una manera muy similar a lo que hemos observado en el laboratorio. De esta forma, las estrellas podrían estar cantando, pero, "ya que el sonido no puede propagarse a través del vacío del espacio , nadie puede oírlas".

   La técnica utilizada para observar las ondas de sonido en el laboratorio funciona muy parecido a un radar de la policía. Permite a los científicos medir con precisión cómo ek fluido se está moviendo en el punto que se golpea con el láser en escalas de tiempo de menos de una billonésima de segundo.

   Alex Robinson, del Grupo de Física del Plasma  desarrolló un modelo numérico para generar ondas acústicas para el experimento. Él dijo: "Al principio fue difícil determinar el origen de las señales acústicas, pero nuestro modelo produjo resultados que se compararon favorablemente con los cambios de longitud de onda observadas en el experimento. Esto demostró que habíamos descubierto una nueva forma de generar sonido de flujos de fluidos. Situaciones similares podrían ocurrir en el plasma que fluye alrededor de las estrellas".

   La investigación se publica en la revista Physical Review Letters.