Actualizado 23/02/2021 13:11 CET

Grandes galaxias roban gas formador de estrellas de sus vecinas enanas

Impresión de un artista que muestra el efecto creciente de la extracción por presión de ariete para eliminar el gas de las galaxias, enviándolas a una muerte prematura.
Impresión de un artista que muestra el efecto creciente de la extracción por presión de ariete para eliminar el gas de las galaxias, enviándolas a una muerte prematura. - ICRAR, NASA, ESA, THE HUBBLE HERITAGE TEAM (STSCI/

   MADRID, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Las grandes galaxias eliminan el gas que ocupa el espacio entre las estrellas de las galaxias satélite más pequeñas. Además, se ha descubierto que también contienen menos gas molecular en sus centros.

   El gas molecular se encuentra en nubes gigantes en el centro de las galaxias y es el material de construcción de nuevas estrellas. Por lo tanto, las grandes galaxias están robando el material que sus contrapartes más pequeñas necesitan para formar nuevas estrellas.

   El autor principal del nuevo hallazgo, el dictor Adam Stevens, es un astrofísico de la UWA que trabaja para el Centro Internacional de Investigación en Radioastronomía (ICRAR) y está afiliado al Centro ARC de Excelencia en Astrofísica del Cielo en 3 Dimensiones (ASTRO 3D).

   Stevens dijo que el estudio proporciona nueva evidencia sistemática de que las galaxias pequeñas en todas partes pierden algo de su gas molecular cuando se acercan a una galaxia más grande y su halo de gas caliente circundante.

   "El gas es el elemento vital de una galaxia. Continuar adquiriendo gas es la forma en que las galaxias crecen y forman estrellas. Sin él, las galaxias se estancan. Sabemos desde hace mucho tiempo que las grandes galaxias extraen gas 'atómico' de las afueras de las galaxias pequeñas. Pero, hasta ahora, no se había probado con gas molecular con el mismo detalle", explicó en un comunicado.

   Barbara Catinella, astrónoma asociada de ICRAR-UWA, dijo que las galaxias no suelen vivir aisladas. "La mayoría de las galaxias tienen allegados. Y cuando una galaxia se mueve a través del medio intergaláctico caliente o del halo de la galaxia, parte del gas frío de la galaxia se elimina. Este proceso de acción rápida se conoce como extracción por presión de ariete".

   La investigación fue una colaboración global en la que participaron científicos de la Universidad de Maryland, el Instituto Max Planck de Astronomía, la Universidad de Heidelberg, el Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica, la Universidad de Bolonia y el Instituto Tecnológico de Massachusetts.

   El gas molecular es muy difícil de detectar directamente. El equipo de investigación tomó una simulación cosmológica de última generación e hizo predicciones directas de la cantidad de gas atómico y molecular que debería observarse mediante estudios específicos en el telescopio de Arecibo en Puerto Rico y el telescopio IRAM de 30 metros en España. Luego tomaron las observaciones reales de los telescopios y las compararon con sus predicciones originales. Los dos eran notablemente cercanos.

   La profesora asociada Catinella, quien dirigió el estudio de Arecibo sobre gas atómico, dice que el telescopio IRAM de 30 metros observó el gas molecular en más de 500 galaxias.

   "Estas son las observaciones más profundas y la muestra más grande de gas atómico y molecular en el Universo local. Por eso fue la mejor muestra para hacer este análisis", dice.

   El hallazgo del equipo concuerda con evidencia previa que sugiere que las galaxias satélite tienen tasas de formación de estrellas más bajas.

   Stevens dijo que el gas extraído inicialmente ingresa al espacio alrededor de la galaxia más grande. "Eso puede terminar eventualmente lloviendo sobre la galaxia más grande, o podría terminar simplemente quedándose en sus alrededores", dijo.

   Pero en la mayoría de los casos, la pequeña galaxia está condenada a fusionarse con la más grande de todos modos. "A menudo, solo sobreviven de uno a dos mil millones de años y luego terminarán fusionándose con el central", dijo Stevens.

   "Por tanto, afecta la cantidad de gas que tienen en el momento de fusionarse, lo que también afectará la evolución del gran sistema.

   Una vez que las galaxias crecen lo suficiente, comienzan a depender de obtener más materia del canibalismo de las galaxias más pequeñas", explicó.

Contador