Actualizado 04/12/2017 17:06 CET

Misteriosas nubes de gas a alta velocidad cubren un 13% del cielo

Nubes de gas a alta velocidad
THE UNIVERSITY OF WESTERN AUSTRALIA

   MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Un científico australiano ha creado el mapa más detallado de las misteriosas nubes de gas a alta velocidad que se mueven en el universo que nos rodea, ocupando un 13 por ciento del cielo.

   El mapa cubre todo el cielo y muestra nubes curiosas de gas de hidrógeno neutro que se mueven a una velocidad diferente a la rotación normal de la Vía Láctea.

   Ha sido creado por el astrónomo Tobias Westmeier, del nodo de la Universidad de Western Australia del Centro Internacional de Investigación de Radioastronomía, y publicado ahora en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

   Westmeier dijo que el mapa sugiere que al menos el 13 por ciento del cielo está cubierto por nubes de alta velocidad.

   "Estas nubes de gas se están moviendo hacia nosotros O se alejan a velocidades de hasta unos pocos cientos de kilómetros por segundo", dijo. "Son objetos claramente separados".

   El mapa se compiló tomando una imagen del cielo y enmascarando el gas que se mueve al mismo ritmo que la Vía Láctea para mostrar la ubicación del gas que viaja a una velocidad diferente.

   Muestra el gas en detalles espectaculares, revelando filamentos, ramas y cúmulos nunca antes vistos dentro de las nubes.

   "Comenzar a ver toda esa estructura dentro de estas nubes de alta velocidad es muy emocionante", dijo Westmeier en un comunicado. "Es algo que no era realmente visible en el pasado, y podría proporcionar nuevas pistas sobre el origen de estas nubes y las condiciones físicas dentro de ellas".

   La investigación utilizó datos de la encuesta HI4PI, un estudio de todo el cielo lanzado a fines del año pasado. La encuesta combina observaciones del Observatorio Parkes de CSIRO en Australia y el Telescopio de Radio Effelsberg 100 metros operado por el Instituto Max-Planck de Radioastronomía en Alemania.

   Westmeier dijo que los astrónomos habían propuesto varias hipótesis sobre el origen de las nubes de alta velocidad. "Sabemos con certeza el origen de uno de los largos rastros de gas, conocido como la Corriente de Magallanes, porque parece estar conectado a la Grande y Pequeña Nube de Magallanes", dijo. "Pero en todas las demás, el origen es desconocido".

   Hasta hace una década, incluso las distancias a las nubes de alta velocidad habían sido un misterio. "Ahora sabemos que las nubes están muy cerca de la Vía Láctea, a unos 30.000 años luz del disco", dijo.

   "Eso significa que es probable que sea un gas que está cayendo en la Vía Láctea o sale de la Vía Láctea. Por ejemplo, si hay formación de estrellas o una explosión de supernova, podría empujar el gas por encima del disco".

   El mapa estará disponible gratuitamente para los astrónomos de todo el mundo, ayudando a aprender más sobre las nubes de alta velocidad y el universo local.