Actualizado 04/01/2022 10:32 CET

Un objeto emisor de polvo explica rápidas ocultaciones de una estrella

Astrónomos han concluido que las misteriosas variaciones periódicas en la luz de este objeto son causadas por un cuerpo en órbita que periódicamente emite nubes de polvo que ocultan la estrella.
Astrónomos han concluido que las misteriosas variaciones periódicas en la luz de este objeto son causadas por un cuerpo en órbita que periódicamente emite nubes de polvo que ocultan la estrella. - POWELL ET AL., 2021

   MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

Misteriosas variaciones periódicas en la luz de una inusual fuente variable detectada por el cazador de exploanetas TESS de la NASA son causadas por un cuerpo en órbita que periódicamente emite nubes de polvo que ocultan la estrella.

Un equipo de astrónomos buscó en el catálogo TIC (TESS Input Catalog) --que atesora mil millones de objetos-- utilizando herramientas computacionales basadas en el aprendizaje automático desarrolladas a partir de los comportamientos observados de cientos de miles de objetos variables conocidos; el método ha encontrado previamente planetas en desintegración y cuerpos que emiten polvo, por ejemplo.

   La inusual fuente variable TIC 400799224 fue detectada debido a su rápida caída en el brillo, en casi un 25% en solo unas pocas cuatro horas, seguida de varias variaciones bruscas de brillo que podrían interpretarse como un eclipse.

   Los astrónomos --incluida Karen Collins, astrónoma del Centro Harvard-Smithsonian de Astrofísica (CfA)-- lo estudiaron con una variedad de instalaciones, incluidas algunas que han estado mapeando el cielo durante más tiempo del que TESS ha estado operando.

   Según el estudio publicado en Astronomical Journal, descubrieron que el objeto es probablemente un sistema estelar binario, y que una de las estrellas pulsa con un período de 19,77 días, probablemente desde un cuerpo en órbita que periódicamente emite nubes de polvo que ocultan la estrella.

   Pero si bien la periodicidad es estricta, las ocultaciones de polvo de la estrella son erráticas en sus formas, profundidades y duraciones, y son detectables solo alrededor de un tercio del tiempo o menos.

   La naturaleza del propio cuerpo en órbita es desconcertante porque la cantidad de polvo emitido es grande; si fuera producido por la desintegración de un objeto como el asteroide Ceres en nuestro sistema solar, sobreviviría sólo unos 8.000 años antes de desaparecer.

   Sin embargo, sorprendentemente, durante los seis años que se ha observado este objeto, la periodicidad se ha mantenido estricta y el objeto que emite el polvo aparentemente ha permanecido intacto.

Contador