Actualizado 14/11/2016 12:42 CET

Starmus presenta su cartel de científicos como una supernova

Inauguración de Starmus
Foto: CEDIDA
       

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El director del Festival Starmus y astrofísico del Instituto Astrofísico de Canarias (IAC), Garik Israelian, ha inaugurado este lunes el certamen con una apuesta por la divulgación para "acercar" la ciencia al público en general.

   "No en vano, las grandes preguntas sobre el Universo, son preguntas que todos nos cuestionamos", ha señalado, al tiempo que ha incidido en que "contar con Stephen Hawking, Brian May, Richard Dawkins y muchas otras eminencias en Tenerife al mismo tiempo será como la explosión de una supernova muy singular".

   El director de la Agencia Canaria de Innovación, Investigación y Sociedad de la Información (ACIISI) del Gobierno de Canarias, Juan Ruiz Alzola, ha señalado que la segunda edición del festival da la oportunidad de iniciar "una gran aventura", concretamente, "la búsqueda de nosotros mismos en el Universo".

   "Reuniendo a algunos de los más reputados científicos del mundo, premios Nobel, astronautas, cosmonautas y artistas, Starmus es tierra fértil para el debate intelectual y la creatividad, una excelente oportunidad para que todos podamos agitar nuestras particulares cosmovisiones y reflexionar sobre las grandes preguntas que retan nuestra curiosidad: ¿De dónde venimos? ¿Hacia dónde nos dirigimos?", ha comentado.

   Así, ha dicho que en Canarias se sienten "enormemente honrados" de tener la oportunidad de realizar una "humilde pero comprometida" contribución a este "empeño" que tiene la humanidad por analizar el universo.

   Por su parte, la consejera de Acción Exterior, Delia Herrera, ha destacado que 'Starmus Festival 2014' es un evento "que pone en el punto de mira mundial a Tenerife" como un "foco de conocimiento y ciencia" en la astrofísica.

   En esa línea, ha destacado que la isla es uno de los "mejores destinos" para disfrutar del turismo de estrellas, del que son "pioneros", y confía en que científicos de primer nivel se conviertan en "embajadores del cielo de la isla" para expertos y aficionados.