La contaminación lumínica es dañina para los anfibios

Actualizado 28/05/2019 11:21:45 CET
La contaminación lumínica es dañina para los anfibios
JESSICA HUA

   MADRID, 28 May. (EUROPA PRESS) -

   La luz en la noche puede ser conveniente para los humanos, pero tiene un efecto perjudicial en las poblaciones de anfibios, según demuestra un estudio de la Universidad de Binghamton en Nueva York.

   "Es difícil encontrar un lugar en la Tierra que no se vea afectado por la mínima contaminación lumínica. Reconocimos una brecha en la investigación y nos dimos cuenta de que no se sabía mucho sobre cómo la contaminación lumínica puede afectar a los anfibios. Dado que los anfibios son sensibles a los cambios ambientales, representan excelentes modelos para estudiar cómo la contaminación de cualquier tipo puede afectar a otras especies", dijo la profesora asistente de Ciencias Biológicas de la Universidad de Binghamton, Jessica Hua.

   Hua, junto con el estudiante graduado Grascen Shidemantle y el estudiante universitario Dyllan May, expusieron ranas de la madera a un control y dos a condiciones de luz antropogénicas: iluminación diurna intensificada y luz artificial en la noche (ALAN). Encontraron que tanto los tratamientos intensivos de iluminancia diurna como el tratamiento con ALAN disminuyeron el éxito de eclosión en los renacuajos. Los renacuajos que se criaron en el tratamiento con ALAN, por otro lado, fueron más grandes, menos activos, más sensibles a la contaminación por sal de carretera y tenían más parásitos.

   "En general, creo que lo principal que aprendimos de este estudio es que la exposición a la luz durante la noche tiene el potencial de hacer que los anfibios sean más susceptibles a los efectos de factores estresantes adicionales, como la sal de las carreteras y los parásitos", dijo Shidemantle.

   "Esto es preocupante, ya que estos son factores estresantes comunes con los que muchos anfibios tienen que lidiar. La luz en la noche en sí misma puede no tener un efecto negativo en sí misma, sin embargo, dado que la vida silvestre rara vez se encuentra con un solo factor estresante en su hábitat natural. La combinación de contaminación lumínica con factores de estrés adicionales puede tener impactos negativos en las poblaciones de anfibios".

   Shidemantle está considerando observar cómo la contaminación lumínica afecta a otros organismos en los ecosistemas de humedales con los que los anfibios podrían interactuar, como las larvas del diablo, que son depredadores comunes de renacuajos.

   "Es fundamental entender cómo los seres humanos impactan en la vida silvestre para que podamos tomar decisiones más responsables sobre cómo proceder con actividades como la urbanización y la construcción", dijo Shidemantle. "Además, es probable que estos efectos de la contaminación lumínica se extiendan más allá de los anfibios, los impactos en los anfibios pueden tener efectos indirectos en otros organismos con los que los anfibios interactúan en su ecosistema".

   El estudio se publicó en Environmental Pollution.

Para leer más