Actualizado 02/04/2012 13:23 CET

Defiente construcción y clima también influyeron para hundir el Titanic

Titanic
EUROPA PRESS

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un siglo después del hundimiento del Titanic, el escritor y científico Richard Corfield echa un vistazo a la cascada de eventos que llevaron a la desaparición del "insumergible" buque, teniendo en cuenta la importancia que jugaron las matemáticas y la física en los hechos. Su artículo aparece en la edición de abril de Physics World.

A las 23.40 horas del domingo 14 de abril 1912, el Titanic, en ruta desde Southampton a Nueva York, chocó con un iceberg frente a la costa de Terranova, y se sumergió totalmente en tres horas, antes de precipitarse 4.000 metros hasta el fondo del Atlántico.

Ha habido muchas historias que relatan por qué el barco chocó contra el iceberg y por qué las dos terceras partes de los pasajeros y la tripulación perdieron la vida: la falta de botes salvavidas, la ausencia de binoculares en el puente de mando, las deficiencias del operador de radio. Sin embargo, en este artículo, Corfield echa un vistazo más en profundidad a las deficiencias estructurales del buque y cómo éstas contribuyeron a su desaparición.

Corfield destaca el trabajo de dos metalúrgicos, Tim Foecke y Jennifer Hooper McCarty, que combinaron sus propios análisis con los registros históricos de los astilleros de Belfast, donde el Titanic fue construido, y encontró que los remaches que daban cohesión a las piezas del casco no eran uniformes en composición o calidad y no se habían insertado de una manera uniforme.

Esto significaba que, en la práctica, la región del casco del Titanic que chocó contra el iceberg era mucho más débil que el cuerpo principal de la nave. Foecke y McCarty especulan que los materiales de peor calidad fueron utilizados para reducir los costos.

TAMBIÉN EL CLIMA EN EL CÁRIBE

Al igual que la construcción de la nave, también parece que el clima a miles de kilómetros de distancia de donde el barco se hundió pudo haber estado relacionado también en los acontecimientos. A veces, cuando el clima es más cálido de lo normal en el Caribe, la Corriente del Golfo se cruza con la fría de Labrador en el Atlántico Norte de tal manera que los icebergs se alinean para formar una barrera de hielo.

En 1912 el Caribe experimentó un verano inusualmente caluroso, por lo que la Corriente del Golfo fue particularmente intensa. El Titanic golpeó el iceberg a la derecha de la intersección de la Corriente del Golfo y la corriente de Labrador.

"No fue solo un hecho aislado lo que envió el Titanic al fondo del Atlántico Norte. Por el contrario, la nave fue atrapada por una tormenta perfecta de circunstancias que conspiraron para condenarlo", escribe Corfield.

Lo más leído

  1. 1

    Fran Rivera, entre la espada y la pared, mintió públicamente sobre la herencia de Paquirri

  2. 2

    David Prowse, el actor que interpretó a Darth Vader, muere a los 85 años

  3. 3

    PP-A ganaría con 2,5 puntos y 7 diputados sobre el PSOE-A y volvería a sumar mayoría con Vox y Cs, según un sondeo

  4. 4

    La Tierra viaja más rápido y está más cerca del centro de la galaxia

  5. 5

    10 errores históricos de la temporada 4 de The Crown