8 de abril de 2020
 
Actualizado 06/04/2009 16:12:51 +00:00 CET

Desarrollan un predictor de terremotos capaz de detectarlo con 30 segundos de antelación

PEKÍN, 6 Abr. (EUROPA PRESS/Débora Altit) -

Un equipo de científicos taiwaneses ha desarrollado un pequeño aparato para anticipar terremotos con un margen de 30 segundos. Según el periódico local 'China Times', una vez puesto a la venta en el mercado costará apenas unos 220 euros y ofrecerá detalles de la intensidad del terremoto.

"Podemos decir en 30 segundos si va a ser un terremoto grande o pequeño. Podemos sentir la escala y cuánto daño es probable que cause", afirmó el jefe del equipo de investigadores, Wu Yih Min.

Wu y su equipo, de la Universidad Nacional de Taiwán, han estado trabajando en el proyecto durante los últimos cinco años. La idea ahora es poner este nuevo ingenio, del tamaño de una grabadora y que lleva incorporado un pequeño chip, a la venta por 10.000 dólares taiwaneses (222 euros).

Treinta segundos de antelación no parece demasiado tiempo para alguien que necesite huir del epicentro de un terremoto. Sin embargo, la utilidad de esta herramienta, según explican los científicos, es mucho mayor de lo que parece. Por ejemplo, medio minuto permite que las compañías proveedoras de gas natural que cuenten con el dispositivo puedan cortar el suministro, evitando desastres mayores.

También podrían convertirse en claros beneficiarios de la nueva tecnología las centrales nucleares, los trenes o las escuelas (en el terremoto que afectó a China en mayo del año pasado, alrededor de la octava parte de las más de 80.000 víctimas, según cálculos no oficiales, fueron estudiantes fallecidos bajo los muros de sus escuelas).

Los científicos ya han probado con éxito, según Wu, su descubrimiento en California, y lo que aún queda por hacer es ver cómo conectar el dispositivo al sistema informático, para poder lanzar las alertas de forma efectiva.

En la actualidad la isla de Taiwán, que se encuentra en una zona proclive a sufrir seísmos, cuenta con tecnología para predecir la magnitud de un terremoto 18 segundos después de que éste haya empezado. Medir la magnitud del temblor y enviar las alertas, según el diario, lleva al menos 30 segundos.