Actualizado 13/04/2007 01:26 CET

Descubren un mecanismo molecular que asocia los altos niveles de colesterol con el sistema inmune

MADRID, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Chicago (Estados Unidos) han descubierto que determinadas moléculas producidas por células del sistema inmune elevan el colesterol y los triglicéridos existentes en el torrente sanguíneo. La investigación, que se ha realizado en ratones, se publica en la revista 'Science'.

Según los investigadores, los resultados de su trabajo podrían conducir a una nueva terapia para reducir el colesterol en sangre. El colesterol y los triglicéridos son moléculas de grasa llamadas lípidos que contribuyen al endurecimiento de las arterias, lo que se denomina aterosclerosis, y a la enfermedad cardiaca.

Los científicos identificaron dos moléculas expresadas principalmente en las células T del sistema inmune, conocidas como linfotoxina y LIGHT. Estas moléculas podrían ejercer una función reguladora de las enzimas clave que controlan el metabolismo de los lípidos.

Los resultados obtenidos en ratones modificados genéticamente para expresar moléculas LIGHT en las células T mostraban niveles elevados de colesterol si seguían una dieta normal y niveles aún más elevados si la dieta era alta en grasas y colesterol.

Cuando estas células fueron transferidas a ratones normales, el colesterol de la sangre de estos animales se elevó. Los investigadores sospechan que estas células T están influyendo a las células principales del hígado, los hepatocitos, que regulan el metabolismo de los lípidos.

Los niveles elevados de colesterol bajaron cuando los investigadores detuvieron la actividad de LIGHT utilizando la proteína de fusión 'LTR-Ig', una proteína modificada genéticamente que detiene a LIGHT antes de que pueda realizar su función en las células del hígado.