Actualizado 22/09/2006 10:32:10 +00:00 CET

Desvelan la base molecular de un síndrome epiléptico hereditario

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Instituto de Ciencias de la Longevidad en Aichi (Japón) han descubierto lo que podrían ser las bases moleculares de un síndrome epiléptico hereditario. Las conclusiones se publican esta semana en la revista 'Science'.

El estudio muestra como un conjunto de proteínas asociado a un particular síndrome de epilepsia funcionan en la sinapsis entre las neuronas del cerebro. La mayoría de las formas heredadas de epilepsia proceden de mutaciones en proteínas de canales iónicos sobre la superficie de las neuronas.

En contraste, la forma del trastorno conocido como ADPEAF, siglas en inglés de epilepsia parcial dominante autosómica con características auditivas, está ligado a una proteína llamada LGI1, que segregan las neuronas.

Los científicos muestran que LGI1 se une a una proteína llamada ADAM22, pero no cuando LGI1 está mutada en ADPEAF. El estudio por ello establece que LGI1 es un nuevo "ligando" de ADAM22 que controla la sinapsis excitatoria y sugiere que ambas proteínas podrían ayudar a provocar esta forma de epilepsia.