Actualizado 02/02/2006 14:39:04 +00:00 CET

Exposición 'Ciencia Ficción o Tecnologías del Futuro' en Santander

SANTANDER, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Con la asistencia del consejero de Industria, Trabajo y Desarrollo Tecnológico del Gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Pesquera, se inaugurará hoy, jueves, día 2, en la Fundación Marcelino Botín, a las ocho de la tarde, la exposición titulada 'Ciencia Ficción o Tecnologías del Futuro: Las tecnologías en los cómics de los años cincuenta' que, bajo la organización de la Consejería de Industria, Trabajo y Desarrollo Tecnológico del Gobierno de Cantabria y la Universidad Politécnica de Cataluña, se prolongará hasta el próximo 26 de febrero.

El acto contará, también, con la asistencia del secretario general de la Consejería, Bernardo Riego, y los comisarios de la muestra, los profesores Francesc Solé y Jordi Ojeda de la Universidad Politécnica de Cataluña, reconocidos coleccionistas de cómics y divulgadores del tema, más la subdirectora de la Fundación, Esperanza Botella.

En la muestra se recogen imágenes y textos de las colecciones y personajes de ficción más importantes de la época. Los plafones muestran viñetas seleccionadas de diferentes anticipaciones tecnológicas del futuro, tales como transportes, comunicaciones, rayos, robots y una miscelánea diversa.

En los años cincuenta, en los años de la posguerra, los miles de tebeos de ciencia-ficción publicados proponen una visión extraordinariamente interesante de anticipación tecnológica y científica desde una situación de precariedad y de atraso.

Los dibujantes y guionistas, verdaderos artistas y artesanos escasamente retribuidos, son también gente de la posguerra, viven las mismas restricciones que todos y están sujetos a las mismas fuentes de información con la probada excepción de su conocimiento de los cómics americanos y lo que pueden ver en las películas. Su visión es en cierta manera el común denominador de la ilusión y perplejidad que producía el futuro tecnológico en la población.

Pese a la dificultad de comunicar hoy la sorpresa con la que en aquellos momentos era acogida una viñeta donde los protagonistas se hablaban por televisión, y la sensación de futuro que daban las carreteras aéreas llenas de coches más o menos aerodinámicos, la exposición quiere transmitir aquel ambiente, los cohetes, los rayos, los robots, los satélites y los viajes siderales que producían, no sólo asombro, sino sensaciones.