Actualizado 03/09/2006 18:45:10 +00:00 CET

Fumar durante el embarazo provoca un incremento de las enfermedades cardiovasculares en la edad adulta

BARCELONA, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

El hábito del tabaquismo durante el embarazo provoca un incremento de la arteriosclerosis, lesiones en las arterias coronarias, en el feto o el bebé recién nacido y un aumento del riesgo de sufrir del corazón en la edad adulta, según un estudio del Instituto de Investigaciones Cardiológicas de la Universidad de Buenos Aires en Argentina, hecho público hoy durante el Congreso Mundial de Cardiología.

El estudio, dirigido por el profesor José Milei, concluye que "los fetos y los niños de madres lactantes sufren un mayor riesgo de padecer arteriosclerosis", lo que podría avanzar las enfermedades cardiovasculares que surgen con los años en este tipo de población, explicó el investigador del Instituto Municipal de Investigación Médica (IMIM) de Barcelona, Roberto Elosúa.

Asimismo, una autopsia evaluó 22 muertes fetales y 36 casos de muerte súbita en niños y su posible relación con el tabaquismo durante el periodo de gestación. Antes y después del embarazo, el 48% de esas madres eran fumadoras.

Un estudio de los fetos y bebés fallecidos detectó lesiones en las arterias de estos niños detectó lesiones en el 83% de los fetos y en el 94% de los niños cuyas madres eran fumadoras. Sólo en cinco casos se observaron lesiones arteriales en niños de madres no fumadoras.

Además de deformaciones en las paredes de las arterias se detectaron también alteraciones en la labiología molecular de esas lesiones. Por tanto, este estudio demuestra que la prevención de la arteriosclerosis desde la infancia puede evitar lesiones posteriores en la edad adulta.

En cualquier caso, Elosúa insistió en destacar que es "poco probable que el niño muriera por la complicación" que supone el hábito del tabaquismo moderno. No obstante, "es un hecho" que éste provoca defectos en el corazón del bebé, que "se manifestarán en la edad adulta".

IMPORTANCIA DEL ROCK'N'ROLL Y LA BICICLETA ESTÁTICA

Otro de los estudios presentados durante el día de hoy, en este caso a cargo del doctor Hermes Ilarraza del Instituto Nacional de Cardiología 'Ignacio Chávez de México, concluye la importancia de la actividad física a través del baile y de la bicicleta estática para conseguir una calidad de vida de los enfermos del corazón.

En este caso, la ponencia, que gira entorno a la prevención que es uno de los ejes más importantes del congreso, celebra "los beneficios de la actividad física en enfermos del corazón están perfectamente establecidos".

Al respecto, Elosúa subrayó que "si todos los españoles andaran 30 minutos diarios se reducirían entre un 19% y 20% los infartos agudos de miocardio. En concreto, de los 20.000 que se dan, "se evitarían 16.000", aseguró.

La bondad de andar, de forma "ágil pero que se pueda hablar con la persona de al lado", "está demostrada por los estudios", constató Elosúa, a la vez que señaló que "el grupo de más actividad es el formado por personas mayores de 65 años" y el de menos es el compuesto por personas de 35 a 55 años.