Lanzan el proyecto que secuenciará el genoma de 10.000 especies de vertebrados

Actualizado 05/11/2009 11:24:40 CET

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un consorcio internacional de científico reunidos en el 'Proyecto Genoma 10K', que requerirá una inversión de unos 34 millones de euros, va a crear un banco de datos con el ADN de más de 10.000 especies de vertebrados con el objetivo de obtener, preservar y secuenciar el ADN de aproximadamente una especie de cada género de mamífero, ave, reptil, anfibio o pez del planeta. Las características del proyecto se desvelan en un artículo que se publica en la revista 'Journal of Heredity'.

Según explica David Haussler, investigador de la Universidad de California y uno de los directores del proyecto, "comprender la evolución de los vertebrados es una de las historias de detectives más grandes de la ciencia. Nadie ha sabido en realidad cómo el elefante consiguió su trompa o cómo el leopardo llegó a tener sus manchas. Este proyecto pone las bases para el trabajo que contestará a esas cuestiones y a muchas otras".

Los investigadores que integran el proyecto, un grupo denominado Comunidad de Científicos del Genoma 10K (G10KCOS), proceden de una variedad de campos de la ciencia entre los que se incluyen genetistas, paleontólogos, ecologistas, conservacionistas y científicos que representan a zoológicos, museos, centros de investigación y universidades de todo el mundo. La propuesta se originó durante una reunión que tuvo lugar en abril de 2009 en la Universidad de California en Santa Cruz (Estados Unidos).

Todos los vertebrados vivos descienden de una única especie marina que vivió hace entre 500 y 600 millones de años. Los paleontólogos no saben mucho sobre la apariencia física de esas especies pero dado que todos sus descendientes comparten ciertas características sí saben que tenía los músculos segmentados, cerebro anterior, cerebro medio y rombencéfalo unido a las estructuras de la médula espinal y un sofisticado sistema inmune innato.

Al secuenciar el ADN de 10.000 vertebrados, una sexta parte de las 60.000 especies estimadas que existen en la actualidad, los biólogos podrán reconstruir los cambios genéticos que dieron lugar a la inmensa diversidad de vertebrados. Algunas partes del ADN humano son muy similares al ADN de otros vertebrados, lo que refleja que descendemos de un ancestro común, mientras que otras son marcadamente diferentes.

"Podemos entender el funcionamiento de los elementos del genoma humano al ver qué partes del genoma han cambiado y qué partes no ha cambiado en los humanos y otros animales", explica Haussler.

El proyecto también ayudará en los esfuerzos de conservación al documentar los genomas y la diversidad genética de especies de vertebrados amenazados o en peligro. Al ayudar a los científicos a predecir cómo responderán las especies al cambio climático, la contaminación, la aparición de enfermedades y de competidores invasivos, ayudará a la evaluación, control y gestión de la diversidad biológica.

El consorcio G10KCOS ha desarrollado guías de actuación para la recopilación, conservación y documentación de las líneas celulares y las muestras de ADN. Los investigadores estiman que el proyecto tendrá un coste aproximado de 50 millones de dólares (unos 34 millones de euros) y que secuenciar cada muestra de ADN costará aproximadamente 5.000 dólares (3.400 euros).

Para la planificación del proyecto, el grupo G10KCOS ha utilizado como modelo el Proyecto de genoma Humano. Así, el consorcio planea publicar los datos de secuenciación inmediatamente según los estándares desarrollados para la secuenciación del genoma humano.

Haussler explica que el proyecto, que comenzó antes de que estuvieran disponibles las tecnologías de secuenciación necesarias, es una clara evidencia de que merece la pena comenzar la planificación del Proyecto Genoma 10K antes de que descienda el coste de secuenciación lo suficiente para hacerlo posible. "El momento para empezar es ahora o el trabajo se alejará de nosotros. Las máquinas de secuenciación estarán esperando, pero las muestras no estarán listas", concluye el investigador.