Actualizado 17/07/2006 15:40:10 +00:00 CET

La obesidad puede reducir diez años la esperanza de vida

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

La obesidad puede llegar a reducir la esperanza de vida de una persona en diez años y esta patología favorece de 2 a 5 veces más riesgo de sufrir un evento cardiovascular. Además, esta enfermedad supone una "gran preocupación" en España, donde se supera la media europea, ya que el 14,5 por ciento de adultos padece obesidad y el 39 por ciento sobrepeso, según manifestó hoy el doctor Vicente Lahera, profesor del Departamento de Fisiología de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

Tras la inauguración del curso "Obesidad y riesgo cardiovascular", que se celebra en el marco de los cursos de verano de la Universidad Complutense en El Escorial, el doctor Lahera resaltó que "en España las patologías relacionadas con la obesidad suponen la segunda causa de muerte evitable, de ahí la necesidad de prevenir".

Según el organizador del curso, la inmigración también juega un "papel clave" en el tema de la obesidad, ya que aunque sea una paradoja, en los países en vías de desarrollo está aumentando la tasa de obesidad. En España se verá influenciado por las personas procedentes de Iberoamérica que, además, cambian su estilo de vida y su nutrición, tendiendo a alimentarse con comida 'rápida' (más barata). Esto, en los próximos años, va a tener consecuencias, favoreciendo un incremento del sobrepeso, dijo.

En este sentido, el también miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Arteriosclerosis comentó que determinadas etnias (como los andinos) tienen propensión a padecer diabetes, uno de los principales factores cardiovasculares.

Respecto a las causas del aumento "alarmante" de la obesidad son multifactoriales y se deben a un cambio en los hábitos alimentarios (mayor consumo de alimentos hipercalóricos), ya que "los españoles cada vez comen peor y mucho"; así como a un estilo de vida más sedentario. Esto se asocia a colectivos con menor nivel educativo y situación económica más desfavorecida, precisó.

Como solución, el doctor Lahera insistió en la necesidad de impulsar la práctica regular de la actividad física, con especial atención al colectivo infantil y juvenil; y fomentar la investigación centrada en caracterizar los mecanismos que relacionan la obesidad con sus enfermedades asociadas. Además, se debería promover la investigación de fármacos eficaces para el tratamiento de la obesidad una vez instaurada y para reducir el riesgo cardiovascular y de otras enfermedades asociadas, señaló.

Durante el curso, que se celebra del 17 al 21 de julio, se tratarán diversos temas como la epidemiología, la prevención, los aspectos metabólicos, los mecanismos implicados en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y el tratamiento presente y futuro de la obesidad.