Europa lanza su segundo satélite EDRS, que envía información por láser

Actualizado 07/08/2019 12:59:23 CET
Lanzamiento del satélite EDRS-C
Lanzamiento del satélite EDRS-C - ESA/CNES/ARIANESPACE/OPTIQUE VIDÉO DU CSG - S MAR

   MADRID, 7 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El segundo satélite de la constelación que conforma el Sistema Europeo de Retransmisión de Datos (EDRS), basado en la comunicación por láser con la Tierra, ha sido lanzado con éxito.

   Este satélite salió a bordo de un cohete Ariane 5 desde el Puerto Espacial Europeo de Kurú (Guayana Francesa) el 6 de agosto a las 19.30 UTC.

   El EDRS permite recibir datos de observación de la Tierra en tiempo casi real, acelerando así la respuesta a situaciones de emergencia y estimulando el desarrollo de nuevos productos y servicios que creen empleo y aumenten la prosperidad, según la ESA.

   Este sistema, considerado la "autopista espacial de la información" por Airbus, su operador privado, utiliza tecnología láser innovadora para acortar drásticamente el tiempo necesario para el envío de información por parte de los satélites de observación de la Tierra.

   En efecto, los satélites pueden transmitir datos a una velocidad de hasta 1,8 Gbit/s, informa la ESA.

   El último satélite, denominado EDRS-C, operará en órbita geoestacionaria y se sumará a su gemelo, EDRS-A, lanzado en enero de 2016.

EN ÓRBITA GEOESTACIONARIA

   La posición geoestacionaria, más elevada que la órbita baja en que suelen operar los satélites de observación de la Tierra, permitirá a la constelación mantener un contacto prácticamente constante con los satélites de órbita baja terrestre que, de otro modo, solo podrían transmitir información cuando se encontrasen directamente en la línea de visión de sus estaciones terrestres, lo que introduciría retardos de hasta 90 minutos.

   Por el contrario, los satélites del EDRS podrán devolver la información a la Tierra en tiempo casi real.

   El EDRS lleva desde finales de 2016 transmitiendo diariamente imágenes de la Tierra adquiridas por los cuatro satélites de observación Sentinel del programa Copernicus.

   También reenviará información desde la Estación Espacial Internacional una vez que el equipo necesario quede instalado fuera del laboratorio europeo Columbus.