Actualizado 06/05/2021 12:32 CET

Un modelo para el interior de Saturno explica su campo magnético

Interior de Saturno con capa insoluble de helio estratificada de forma estable.
Interior de Saturno con capa insoluble de helio estratificada de forma estable. - YI ZHENG (HEMI/MICA EXTREME ARTS PROGRAM)

   MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

   Nuevas simulaciones del interior de Saturno sugieren la existencia de una gruesa capa de lluvia de helio que influye en el campo magnético del planeta de los anillos.

   Los modelos, publicados en AGU Advances y realizados en la Universidad Johns Hopkins, también indican que el interior de Saturno puede presentar temperaturas más altas en la región ecuatorial, con temperaturas más bajas en las latitudes altas en la parte superior de la capa de lluvia de helio.

   Es notoriamente difícil estudiar las estructuras interiores de grandes planetas gaseosos, y los hallazgos simulan las condiciones necesarias para el campo magnético único de Saturno.

   "Al estudiar cómo se formó Saturno y cómo evolucionó con el tiempo, podemos aprender mucho sobre la formación de otros planetas similares a Saturno dentro de nuestro propio sistema solar, así como más allá de él", dijo en un comunicado la coautora Sabine Stanley, físico planetario.

   Saturno se destaca entre los planetas de nuestro sistema solar porque su campo magnético parece ser casi perfectamente simétrico alrededor del eje de rotación. Las mediciones detalladas del campo magnético obtenidas de las últimas órbitas de la misión Cassini de la NASA brindan una oportunidad para comprender mejor el interior profundo del planeta, donde se genera el campo magnético, dijo el autor principal Chi Yan, candidato a doctor en la citada universidad.

   Al alimentar datos recopilados por la misión Cassini en poderosas simulaciones por computadora similares a las utilizadas para estudiar el tiempo y el clima, Yan y Stanley exploraron qué ingredientes son necesarios para producir la dínamo, el mecanismo de conversión electromagnética, que podría explicar el campo magnético de Saturno.

   "Una cosa que descubrimos fue medir lo sensible que era el modelo a cosas muy específicas como la temperatura", dijo Stanley. "Y eso significa que tenemos una sonda realmente interesante del interior profundo de Saturno hasta 20.000 kilómetros de profundidad. Es una especie de visión de rayos X".

   Sorprendentemente, las simulaciones de Yan y Stanley sugieren que en realidad podría existir un ligero grado de no simetría axial cerca de los polos norte y sur de Saturno.

   "Aunque las observaciones que tenemos de Saturno parecen perfectamente simétricas, en nuestras simulaciones por computadora podemos interrogar completamente el campo", dijo Stanley.

   La observación directa en los polos sería necesaria para confirmarlo, pero el hallazgo podría tener implicaciones para comprender otro problema que ha molestado a los científicos durante décadas: cómo medir la velocidad a la que gira Saturno o, en otras palabras, la duración de un día en el planeta.