Dos investigadores de la UAM y la URJC embarcan hoy en el Buque Hespérides para la Campaña Antártica Española

Actualizado 08/02/2017 12:03:18 CET

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El profesor Miguel Á. Olalla Tárraga, del área de Ecología de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y el profesor de Universidad Autónoma de Madrid (UAM) Javier Benayas, embarcan este miércoles 8 de febrero en el Buque de Investigación Oceanográfica 'Hespérides' y que llegará a la Antártida cuatro días después para participar en la XXX Campaña Antártica Española durante el mes de febrero.

Esta investigación se inscribe en el marco del proyecto ALIENANT, financiado por la Convocatoria Excelencia I+D del MINECO. Dicho proyecto está centrado en evaluar los posibles riesgos de introducción, establecimiento y expansión de especies invasoras en ecosistemas terrestres antárticos teniendo en cuenta los efectos del cambio climático y los impactos locales asociados al creciente movimiento de científicos y turistas en el territorio.

Durante la campaña los investigadores harán uso de las diversas infraestructuras para la investigación polar de las que dispone España (el Buque de Investigación Oceanográfica 'Hespérides', el Campamento Byers y las bases antárticas españolas 'Gabriel de Castilla' y 'Juan Carlos I') para acometer sus objetivos.

En primer lugar, los científicos españoles continuarán con la labor de muestreo de especies nativas e invasoras en distintos lugares de la Península Antártica ya emprendida en campañas anteriores. "Vamos a estudiar a los colémbolos, unos pequeños invertebrados que habitan en el suelo y que ya han mostrado un alto potencial invasor", ha explicado el investigador principal del proyecto ALIENANT y profesor de la URJC, Miguel Ángel Olalla.

En concreto, los investigadores examinarán aquellas localidades que por sus características ambientales presentan una mayor idoneidad para el establecimiento de especies no nativas de colémbolos. "Estas ubicaciones ya han sido identificadas utilizando modelos de distribución de especies, herramientas fundamentales para facilitar una gestión preventiva que proteja la biodiversidad antártica", ha añadido el investigador.

De forma paralela, durante la expedición recogerán los medidores de temperatura instalados hace un año en diversas localizaciones con el objetivo de conocer las dinámicas temporales de variación ambiental. Estos datos servirán para afinar en los pronósticos sobre la distribución de especies en un contexto de cambio climático.

Asimismo, los investigadores inspeccionarán la presencia de especies no nativas (invertebrados del suelo y vegetación) en múltiples sitios de visita turística e instalaciones nacionales de investigación. En este sentido, ya se llevó a cabo la erradicación de una planta adventicia la bahía de Caleta Cierva en el año 2015. Durante la Campaña en 2017 se podrá corroborar la efectividad de esta medida.

"También vamos a continuar con un estudio botánico sobre las afecciones a la vegetación por pisoteo en distintos ambientes. Para ello evaluaremos el estado actual de comunidades de musgos singulares que están creciendo en ambientes geotermales de la Isla volcánica Decepción", ha señalado el investigador de la UAM, Javier Benayas, Finalmente, en la Peninsula Byers (Isla Livingston) los investigadores realizarán el seguimiento de unas parcelas para conocer la capacidad de regeneración de la vegetación.

Para leer más