17 de febrero de 2020
 

Algunos cocodrilos del pasado eran herbívoros

Actualizado 27/06/2019 17:30:37 CET
Cocodrilos incluidos en el estudio
Cocodrilos incluidos en el estudioJORGE GONZALEZ

   MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Varios grupos antiguos de cocodriliformes (incluyendo parientes vivos y extintos de cocodrilos y caimanes) no eran carnívoros, como sí lo son en la actualidad, revela un estudio de dientes fósiles.

   De hecho, la evidencia sugiere, según la investigación publicada en 'Current Biology' por científicos de la Universidad de Utah, que una dieta vegetariana surgió en los primos lejanos de los cocodrilos modernos al menos tres veces.

   "Lo más interesante que descubrimos fue la frecuencia con que los cocodriliformes comían plantas --señala Keegan Melstrom, estudiante de doctorado de la Universidad de Utah--. Nuestro estudio indica que los dientes con formas complejas, que inferimos para indicar herbivoría, aparecen en los parientes extintos de los cocodrilos al menos tres veces y quizá hasta seis".

   Todos los cocodrilianos vivos poseen una forma y ecología general del cuerpo similar para adaptarse a su estilo de vida como carnívoros semiacuáticos, que incluye dientes cónicos relativamente simples. Estaba claro desde el inicio del estudio que las especies extintas mostraban un patrón diferente, incluidas las especies con muchas especializaciones que no se veían en la actualidad. Una de esas especializaciones es una característica conocida como heterodoncia: diferencias regionalizadas en el tamaño o la forma de los dientes.

   "Los carnívoros poseen dientes simples, mientras que los herbívoros tienen dientes mucho más complejos --explica Melstrom--. Los omnívoros se ubican en un punto intermedio. Parte de mi investigación anterior mostró que este patrón se mantiene en reptiles vivos que tienen dientes, como los cocodrilos y lagartos. Así que estos resultados nos dicen que el patrón básico entre la dieta y los dientes se encuentran tanto en mamíferos como en reptiles, a pesar de formas de dientes muy diferentes, y son aplicables a los reptiles extintos".

   Para inferir que los cocodriliformes extintos probablemente comieron plantas, Melstrom y su consejero graduado, el conservador jefe Randall Irmis, compararon su complejidad dental con la de los de animales vivos utilizando un método desarrollado originalmente para ser utilizado en mamíferos vivos. En general, midieron 146 dientes de 16 especies diferentes de cocodriliformes extintos.

   Usando una combinación de medidas dentales cuantitativas y otras características morfológicas, los investigadores reconstruyeron las dietas de las especies extintas. Los resultados muestran que esos animales tenían una gama más amplia de complejidades dentales y supuestas ecologías dietéticas de lo que se había apreciado anteriormente.

   Los cocodriliformes que se alimentaban de plantas aparecieron al principio de la historia evolutiva del grupo, concluyen los investigadores, poco después de la extinción masiva ocurrida en el Triásico final, y persistieron hasta la extinción masiva del Cretácico final que mató a todos los dinosaurios, excepto a las aves. Su análisis sugiere que la herbivoría surgió independientemente un mínimo de tres veces, y posiblemente seis veces, en cocodriliformes mesozoicos.

   "Nuestro trabajo demuestra que los cocodriliformes extintos tenían una dieta increíblemente variada --dice Melstrom--. Algunos eran similares a los cocodrilianos vivos y eran principalmente carnívoros, otros eran omnívoros y otros probablemente se especializaban en plantas. Los herbívoros vivían en diferentes continentes en diferentes momentos, algunos junto con mamíferos y parientes mamíferos, y otros no. Esto sugiere que un herbívoro cocodriliforme tuvo éxito en una variedad de ambientes".