La aparición de las plantas con flores retrocede 50 millones de años

Actualizado 18/12/2018 18:24:32 CET
Fósil de Nanjinganthus
FU ET AL., 2018

   MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La descripción de una nueva especie de planta fósil sugiere que las flores aparecieron ya en el Jurásico Temprano, hace más de 174 millones de años.

   Antes de ahora, se pensaba que las angiospermas (plantas con flores) tenían una historia de no más de 130 millones de años. El descubrimiento de la nueva especie de flor, que los autores del estudio denominaron Nanjinganthus dendrostyla, pone en tela de juicio las teorías ampliamente aceptadas de la evolución de las plantas, al sugerir que existieron unos 50 millones de años antes. Nanjinganthus también tiene una variedad de características "inesperadas" de acuerdo con casi todas estas teorías.

   Las angiospermas son un miembro importante del reino vegetal, y su origen ha sido el tema del debate de larga data entre los biólogos evolutivos. Muchas de las angiospermas previamente pensadas no podían tener más de 130 millones de años. Sin embargo, los relojes moleculares han indicado que deben ser más antiguos que esto. Hasta ahora, no ha habido evidencia convincente basada en fósiles para probar que existieron más atrás en el tiempo.

   "Los investigadores no estaban seguros de dónde y cómo surgieron las flores porque parece que muchas flores simplemente aparecieron en el Cretácico de la nada", explica el autor principal Qiang Fu, profesor asociado de investigación en el Instituto de Geología y Paleontología de Nanjing, China. "Estudiar flores fósiles, especialmente las de periodos geológicos anteriores, es la única forma confiable de obtener una respuesta a estas preguntas".

   El equipo estudió 264 especímenes de 198 flores individuales conservadas en 34 bloques de roca de la Formación South Xiangshan, un afloramiento de rocas en la región de Nanjing en China, famosa por contener fósiles de la época del Jurásico Temprano. La abundancia de muestras de fósiles utilizadas en el estudio permitió a los investigadores analizar algunas de ellas y estudiarlas con microscopía sofisticada, proporcionando imágenes de alta resolución de las flores desde diferentes ángulos y aumentos. Luego utilizaron esta información detallada acerca de la forma y estructura de las diferentes flores fósiles para reconstruir las características de Nanjinganthus dendrostyla.

   La característica clave de una angiosperma es la 'angio-ovulación': la presencia de óvulos completamente cerrados, que son precursores de semillas antes de la polinización. En el estudio actual, se encontró que la flor reconstruida tenía un recipiente en forma de copa y un techo ovárico que en conjunto encierran los óvulos / semillas. Este fue un descubrimiento crucial, porque la presencia de esta característica confirmó el estado de la flor como una angiosperma. Aunque ha habido informes de angiospermas de las épocas del Jurásico Medio-Tardío en el noreste de China, hay características estructurales de Nanjinganthus que lo distinguen de estos otros especímenes y sugieren que es un nuevo género de angiospermas.

   Después de haber hecho este descubrimiento, el equipo ahora quiere entender si las angiospermas son monofiléticas, lo que significa que Nanjinganthus representa un grupo de tallos que da origen a todas las especies posteriores, o polifilética, por lo que Nanjinganthus representa un callejón sin salida evolutivo y tiene poco que ver con muchas más especies posteriores.

   "El origen de las angiospermas ha sido durante mucho tiempo un 'dolor de cabeza' académico para muchos botánicos", concluye el autor principal Xin Wang, profesor de investigación en el Instituto de Geología y Paleontología de Nanjing.

   "Nuestro descubrimiento ha impulsado el campo de la botánica y permitirá una mejor comprensión de las angiospermas, lo que a su vez mejorará nuestra capacidad para utilizar y cuidar eficientemente los recursos basados en plantas de nuestro planeta", añadió.

    El estudio se publica en eLife.