Un cocodrilo del Jurásico, identificado 250 años después de su hallazgo

Actualizado 12/09/2019 16:55:44 CET
Cocodrilo
Cocodrilo - JULIA BEIER

   MADRID, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Un cocodrilo prehistórico que vivió hace unos 180 millones de años ha sido identificado casi 250 años después del descubrimiento de sus restos fósiles.

   Un cráneo fósil encontrado en una ciudad bávara en la década de 1770 ha sido reconocido como la especie ahora extinta Mystriosaurus laurillardi, que vivió en aguas tropicales durante el Período Jurásico.

   Durante los últimos 60 años, se pensó que el animal era parte de una especie similar, conocida como Steneosaurus bollensis, que existía aproximadamente al mismo tiempo, dicen los investigadores.

   Los paleontólogos identificaron al animal mediante el análisis de fósiles desenterrados en el Reino Unido y Alemania. El equipo, que incluía científicos de Edimburgo, también reveló que otro cráneo, descubierto en Yorkshire en el siglo XIX, pertenece a Mystriosaurus laurillardi.

   "Desentrañar la compleja historia y anatomía de los fósiles como Mystriosaurus es necesario si queremos comprender la diversificación de los cocodrilos durante el Jurásico. Su rápido aumento de la biodiversidad entre 200 y 180 millones de años todavía es poco conocido", dice en un comunicado Mark Young, de la Escuela de Geociencias.

   El depredador marino, que tenía más de cuatro metros de largo, tenía un hocico largo y dientes puntiagudos, y cazaba peces, dice el equipo. Vivía en mares cálidos junto con otros animales, incluidos amonitas y grandes reptiles marinos, llamados ictiosaurios.

   El descubrimiento de fósiles en la Alemania actual y el Reino Unido muestra que la especie podría nadar fácilmente entre islas, al igual que los cocodrilos modernos de agua salada, dicen los investigadores.

   El estudio, dirigido por Naturkunde-Museum Bielefeld en Alemania, se publica en la revista Acta Palaeontologica Polonica.

   "Mystriosaurus parecía un gavial pero tenía un hocico más corto con su abertura nasal hacia adelante, mientras que en casi todos los demás cocodrilos fósiles y vivos la abertura nasal se coloca encima del hocico", dice Sven Sachs, del Naturkunde-Museum Bielefeld.