Descubren la copia más antigua del Evangelio de la infancia de Jesús

Fragmento del papiro identificado como la copia más antigua del Evangelio de la infancia de Tomás
Fragmento del papiro identificado como la copia más antigua del Evangelio de la infancia de Tomás - UNIVERSIDAD HUMBOLDT
Actualizado: miércoles, 19 junio 2024 12:59

   MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Un fragmento de papiro de una biblioteca de Hamburgo ha sido identificado como la copia más antigua del Evangelio de la infancia de Tomás, dedicado a la niñez de Jesús.

   Se trata de un descubrimiento importante para el campo de la investigación, ya que el manuscrito se remonta a los primeros tiempos del cristianismo. Hasta ahora, un códice del siglo XI era la versión griega más antigua conocida del Evangelio de Tomás, que probablemente fue escrito en el siglo II d.C. El Evangelio narra episodios de la infancia de Jesús y es uno de los apócrifos bíblicos. Estos escritos no estaban incluidos en la Biblia, pero sus historias fueron muy populares y difundidas en la Antigüedad y la Edad Media.

   "El fragmento es de un interés extraordinario para la investigación", afirma en un comunicado Lajos Berkes, profesor de la Facultad de Teología de la Humboldt-Universität. "Por un lado, porque hemos podido datarlo en el siglo IV-V, lo que lo convierte en la copia más antigua conocida. Por otro lado, hemos podido obtener nuevos datos sobre la transmisión del texto".

   "Nuestros hallazgos en esta copia griega de la Antigüedad Tardía de la obra confirman la afirmación actual de que el Evangelio de la infancia según Tomás fue escrito originalmente en griego", afirma Gabriel Nocchi Macedo, de la Universidad de Lieja.

   Conservado en la Biblioteca Estatal y Universitaria Carl von Ossietzky de Hamburgo, el fragmento, que mide unos 11 x 5 centímetros, contiene un total de trece líneas en letras griegas, unas 10 letras por línea, y procede del Egipto de la Antigüedad Tardía. El papiro pasó desapercibido durante mucho tiempo porque se consideró que su contenido era insignificante.

   "Se pensaba que se trataba de un documento cotidiano, como una carta privada o una lista de la compra, porque la letra parece muy tosca", explica Berkes. "Lo primero que vimos en el texto fue la palabra Jesús. Después, comparándolo con otros numerosos papiros digitalizados, lo desciframos letra por letra y nos dimos cuenta rápidamente de que no podía tratarse de un documento cotidiano".

   Utilizando otros términos clave como "canto" o "rama", que los papirólogos buscaron en otros textos cristianos primitivos, reconocieron que se trataba de una copia del Evangelio de la infancia según Tomás. "A partir de la comparación con los manuscritos ya conocidos de este Evangelio, sabemos que nuestro texto es el más antiguo. Sigue el texto original, que según el estado actual de la investigación fue escrito en el siglo II d. C."

   Los dos investigadores suponen que la copia del Evangelio se creó como ejercicio de escritura en una escuela o monasterio, como lo indica, entre otras cosas, la letra tosca con líneas irregulares. Las pocas palabras del fragmento muestran que el texto describe el comienzo de la "vivificación de los gorriones", un episodio de la infancia de Jesús que se considera el "segundo milagro" en el Evangelio apócrifo de Tomás: Jesús juega en el vado de un torrente y modela doce gorriones con la arcilla blanda que encuentra en el barro. Cuando su padre José lo reprende y le pregunta por qué hace tales cosas en el santo sábado, Jesús, de cinco años, da una palmada y da vida a las figuras de arcilla.

Contador