Actualizado 04/12/2015 18:33 CET

Un estudio cuestiona que el 'Periodo Cálido Medieval' fuese global

La iglesia de Hvalsey fue uno de los últimos edificios usados por los vikingos
WIKIMEDIA

   MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Un nuevo estudio cuestiona la idea común de que los pueblos nórdicos del siglo X pudieron colonizar Groenlandia debido a un periodo de tiempo inusualmente cálido.

   Con base en los signos dejados por antiguos glaciares, los investigadores dicen que el clima ya era frío cuando los vikingos llegaron y que el clima, por lo tanto, probablemente jugó un papel muy pequeño en su misteriosa desaparición unos 400 años más tarde.

   A mayor escala, la investigación se suma a la construcción de pruebas de que el llamado Periodo Cálido Medieval, cuando Europa disfrutó de tiempo excepcionalmente bueno, no se extiende necesariamente a otras partes del mundo. "Se está volviendo más claro que el Periodo Cálido Medieval fue irregular, no global", afirma el autor principal, Nicolás Young, geólogo glacial en el Observatorio Terrestre Lamont-Doherty de la Universidad de Columbia, Estados Unidos.

   "El concepto es eurocéntrico, que es donde se hicieron las observaciones más conocidas. En otro lugar, el clima podría no haber sido el mismo", añade este experto, cuyo trabajo se detalla en un artículo publicado en 'Science Advances'. Los científicos del clima han citado al Periodo Cálido Medieval para explicar las anomalías en las precipitaciones y la temperatura en regiones remotas, desde Estados Unidos al suroeste de China.

   Los nórdicos o vikingos, dirigidos por Erik el Rojo, primero navegaron desde Islandia, donde se habían insatalado recientemente, al suroeste de Groenlandia alrededor de 985, según los registros de Islandia. Entre 3.000 y 5.000 colonos finalmente vivieron en Groenlandia, recolectando marfil de las morsas y criando ganado, pero las colonias desaparecieron entre aproximadamente 1360 y 1460, dejando sólo las ruinas, y un misterio durante mucho tiempo de cuándo sucedió. Los inuit nativos siguieron allí, pero los europeos no volvieron a habitar Groenlandia hasta la década de 1700.

   El apogeo de los vikingos groenlandeses coincidió con el Periodo Medieval Cálido (también conocido como anomalía climática medieval), en general datado en alrededor de 950-1250, y su desaparición se produjo con el inicio de la Pequeña Edad de Hielo, que se desarrolló entre aproximadamente 1300-1850. Ambos periodos están firmemente documentados en los registros históricos de Europa e Islandia.

   Por lo tanto, algunos científicos han fijado en la idea de que el buen tiempo atrajo a los colonos a Groenlandia y el mal tiempo los dejó congelados y hambrientos, pero no existen registros tempranos climáticos de la historia de Groenlandia. Recientemente, los historiadores han propuesto factores más complejos, además de o en lugar de clima: las hostilidades con los inuit, una disminución del comercio de marfil, la erosión del suelo causada por el ganado importado por los vikingos o una migración de vuelta a Europa a explotaciones despobladas por la Peste Negra.

   En el nuevo estudio, los científicos muestrearon peñascos dejados por el avance de los glaciares en los últimos mil años en el suroeste de Groenlandia, y en la vecina isla de Baffin, que los nórdicos también ocuaron, según la evidencia recién descubierta. Los avances glaciales durante la Pequeña Edad de Hielo termiaron con la mayoría de evidencia de dónde estaban los glaciares durante la colonización escandinava, pero Young y sus colegas encontraron las huellas de morrenas --montones de escombros depositados en los extremos de los glaciares-- que por su diseño se podría decir que son anteriores a la Pequeña Edad de Hielo.

   Utilizando nuevos métodos precisos de análisis de isótopos químicos en las rocas, estos expertos demostraron que estas morrenas se habían depositado durante la ocupación vikinga y que los glaciares habían acercado o llegado a sus posiciones máximas posteriores a la Pequeña Edad de Hielo entre 975 y 1275. Esto supone que el frío era similar cuando los vikingos llegaron y cuando se fueron. "Si los vikingos viajaron a Groenlandia cuando hacía fresco, es una exageración decir que el deterioro climático los expulsó", afirma Young.

   Los hallazgos concuerdan con otras pruebas recientemente desarrolladas sobre que los efectos del Periodo Cálido Medieval no eran uniformes, con algunos lugares, incluyendo partes del centro de Eurasia y el noroeste de América del Norte, que en realidad se pueden haber enfriado. En la región del Atlántico, la investigación incluye un estudio de 2013 de los sedimentos del fondo oceánico que proponen que las temperaturas en el Atlántico Norte occidental en realidad bajaron a medida que el Atlántico Norte oriental se calentó.

   Otros estudios de la región sugieren un panorama más complejo. Un estudio de 2011 de un núcleo de la capa de hielo de Groenlandia muestra un fuerte enfriamiento en el inicio de la ocupación nórdica, y otro en el medio, con el calentamiento intercalado. Por otro lado, sedimentos inferiores de los lagos del suroeste de Groenlandia estudiados en 2011 por el paleoclimatólogo de Lamont-Doherty Guillermo D'Andrea sugieren que podría haber hecho calor cuando llegaron los vikingos, pero que el clima se enfrió a partir de 1160, muchos años antes de la Pequeña Edad de Hielo.

   El nuevo estudio podría alimentar ideas recientes de otros investigadores de que el Periodo Cálido Medieval fue, en parte, sólo una fase extendida de la Oscilación del Atlántico Norte (NAO, por sus siglas en inglés). Observaciones modernas muestran que la NAO es un ciclo climático general a escala decadal en el que los vientos cálidos del oeste fortalecen y aumentan las temperaturas en Europa y en Islandia, pero al mismo tiempo hacen al suroeste de Groenlandia y la isla de Baffin más frías, succionando más aire del Ártico, lo que provoca que lass dos regiones oscilen en direcciones opuestas.

   Gifford Miller, paleoclimatólogo en la Universidad de Colorado, Estados Unidos, cree que la investigación muestra "con gran claridad de evidencia" que "la idea de un periodo medieval consistentemente caliente es sin duda una simplificación excesiva y de poca utilidad". Para Astrid Ogilvie, historiadora del clima actualmente con sede en la Universidad Akureyri de Islandia, añade que el estudio "demuestra que el clima es claramente más complicado y variable de lo que se suponía anteriormente".

   En cuanto a los vikingos, considera que la historia del clima se ha sido desvaneciendo durante algún tiempo. "No me gusta el argumento simplista de que el pueblo de Groenlandia fue allí cuando hacía calor y luego hizo frío y murieron -dice esta experta--. Creo que el Periodo Cálido Medieval se ha construido sobre muchas premisas falsas, pero todavía se aferra a la imaginación popular".

   Las rocas fueron analizadas en la Universidad de Buffalo y en el laboratorio Lamont-Doherty del geoquímico y coautor del estudio Joerg Schaefer. El laboratorio Lamont es uno de los pocos que pueden datar con precisión este tipo de depósitos de roca recientes, con análisis que se realizan mediante la medición de las acumulaciones de pequeñas cantidades de berilio 10, un isótopo que se forma cuando los rayos cosmogénicos golpean en las superficies de roca expuestas recientemente por el derretimiento del hielo.

Para leer más