28 de febrero de 2020
 
Actualizado 29/08/2014 16:55:14 CET

Los primeros humanos del Ártico americano vivieron 4.000 años aislados

Inuits
Foto: ANSGAR WALK

MADRID, 29 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Se sabe que los humanos llevan viviendo en el Ártico americano hace 5.000 años. La evidencia arqueológica muestra claramente que una gran variedad de culturas sobrevivió a la dureza del clima en Alaska, Canadá y Groenlandia. A pesar de esto, hay varias preguntas sin respuesta acerca de estas personas: ¿De dónde venían? ¿Cuándo llegaron? ¿Quiénes son sus descendientes? ¿Y quién puede llamarse a sí mismo pueblo indígena del Ártico?

   Ahora podemos responder a algunas de estas preguntas, gracias a un estudio de ADN integral de los habitantes actuales y anteriores de Groenlandia, el Ártico canadiense, Alaska, las Islas Aleutianas y Siberia, llevado a cabo por un equipo internacional dirigido por el Centro de GeoGenetics en el Museo de Historia Natural de Dinamarca, de la Universidad de Copenhague. Los resultados acaban de ser publicados en la revista Science.

   El Ártico de América del Norte fue uno de los últimas grandes regiones en ser poblada por los humanos modernos. Esto ocurrió cuando cruzaron el estrecho de Bering desde Siberia y se extendieron por un nuevo mundo. Mientras que el área ha sido durante mucho tiempo bien documentada por los arqueólogos, poco se sabe de su prehistoria genética.

   En este estudio, los investigadores muestran que el Paleo-Esquimal, que vivió en el Ártico desde hace unos 5.000 años hasta hace aproximadamente 700 años, representó una onda distinta de la migración, separado tanto de los nativos americanos - que cruzaron el estrecho de Bering mucho antes - y los inuit, que vinieron de Siberia varios miles de años después de los Paleo-esquimales.

   "Nuestros estudios genéticos muestran que, en realidad, los Paleo-esquimales - que representan un solo grupo - fueron los primeras humanos en el Ártico, y que sobrevivieron sin contacto con el exterior durante más de 4.000 años", dice el profesor Eske Willerslev

   "Nuestro estudio también muestra que los Paleo-esquimales, después de sobrevivir casi en aislamiento en el duro medio ambiente del Ártico desde hace más de 4.000 años, desaparecieron hace alrededor de 700 años - aproximadamente la misma época en que los antepasados de  los actuales inuit se extendieron hacia el este de Alaska", agrega Raghavan Maanasa, del Centro de GeoGenetics y autor principal del artículo.

PULSOS DE MIGRACIÓN EN LAS AMÉRICAS

   Los Inuit de Groenlandia son representados desde la década de 1930 en sus tradicionales embarcaciones (umiaq), utilizadas para la caza y el transporte.

   En la literatura arqueológica, las distinciones se dibujan entre las diferentes unidades culturales en el Ártico, en el período que va hasta el surgimiento de la cultura Thule, que sustituyó a todas las culturas anteriores del Ártico y es la fuente de los inuit de hoy en Alaska, Canadá y Groenlandia.

   Las culturas anteriores incluyen la Saqqaq o Pre-Dorset y la Dorset, que comprende la tradición Paleo-Esquimal, con la Dorset dividida en tres fases. Todos ellos tenían cultura, estilo de vida y de subsistencia como rasgos distintivos que se ven en el registro arqueológico. También hubo varios períodos en los que el Ártico era carente de asentamientos humanos. Estos hechos han planteado más preguntas con respecto a la posibilidad de varias oleadas de migración desde Siberia a Alaska.

   "Nuestro estudio muestra que, genéticamente, todas las diferentes culturas paleo-esquimales pertenecían al mismo grupo de personas. Por otra parte, no están estrechamente relacionados con la cultura Thule, y no vemos ninguna indicación de asimilación entre los dos grupos .

   También hemos comprobado que los Paleo-esquimales no eran descendientes de los nativos americanos. La genética revela que debe haber habido por lo menos tres pulsos separados de la migración desde Siberia hacia el continente americano y el Ártico. Primero fueron los antepasados de los nativos americanos actuales, luego vinieron los Paleo-esquimales, y, finalmente, los ancestros de los inuit de hoy ", dice Eske Willerslev. .

   El estudio no pudo establecer por qué la desaparición de los Paleo-esquimales coincidió con los ancestros de los inuit que comenzaron a colonizar el Ártico. No hay duda de que los antepasados inuit - que cruzaron el estrecho de Bering hace unos 1.000 años y llegaron a Groenlandia hace unos 700 años - eran tecnológicamente superiores.

   Los propios mitos del Inuit cuentan historias de un pueblo antes que ellos, que con toda probabilidad se refiere a los Paleo-esquimales. En los mitos, se conocen como el 'Tunit' o 'Sivullirmiut', que significa "los primeros habitantes." De acuerdo con estos mitos, eran gigantes, más altos y fuertes que los inuit, pero que huían fácilmente de sus asentamientos a causa de los recién llegados.

Para leer más