20 de febrero de 2020
 

Reacciones químicas explican tubos fósiles atribuidos a vida primitiva

Actualizado 27/11/2019 17:44:07 CET
Estructuras microscópicas creadas en laboratorio
Estructuras microscópicas creadas en laboratorio - SEAN MCMAHON

   MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Tubos y filamentos microscópicos grabados en rocas, atribuidos a los restos de pequeñas criaturas, pueden haberse formado por reacciones químicas que involucran minerales ricos en hierro.

   Investigaciones anteriores habían sugerido que tales estructuras se encontraban entre los fósiles más antiguos de la Tierra. Pero nuevos hallazgos en la Universidad de Edimburgo podrían ayudar a la búsqueda de vida extraterrestre durante futuras misiones a Marte al facilitar la distinción entre fósiles y estructuras no biológicas.

   El astrobiólogo Sean McMahon creó pequeñas formaciones en el laboratorio que imitan de cerca la forma y la composición química de las estructuras ricas en hierro que se encuentran comúnmente en las rocas similares a Marte en la Tierra, donde se cree que algunos ejemplos tienen alrededor de 4.000 millones de años.

   McMahon creó las estructuras complejas al mezclar partículas ricas en hierro con líquidos alcalinos que contienen los productos químicos silicato o carbonato, informa la Universidad de Edimburgo en un comunicado.

   Se cree que este proceso, conocido como jardinería química, ocurre naturalmente donde abundan estas sustancias químicas. Puede ocurrir en respiraderos hidrotermales en el fondo marino y cuando el agua subterránea profunda circula a través de poros y fracturas en rocas.

   Sus hallazgos sugieren que la estructura por sí sola no es suficiente para confirmar si las formaciones microscópicas reales son fósiles o no. Se necesitará más investigación para decir exactamente cómo se formaron.

   El estudio se publica en la revista Proceedings of the Royal Society B.

   "Las reacciones químicas como estas se han estudiado durante cientos de años, pero no se había demostrado que imitaran estas pequeñas estructuras ricas en hierro dentro de las rocas. Estos resultados requieren un nuevo examen de muchos ejemplos antiguos del mundo real para ver si son es más probable que sean fósiles o depósitos minerales no biológicos", dijo McMahon.