Solución al enigma del origen del estaño en la Edad del Bronce

Actualizado 16/09/2019 11:15:27 CET
Lingotes de estaño de hace 3.300 años hallados en la costa de Israel.,
Lingotes de estaño de hace 3.300 años hallados en la costa de Israel., - EHUD GALILI

   MADRID, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El origen del estaño utilizado en la Edad del Bronce ha sido durante mucho tiempo uno de los mayores enigmas en la investigación arqueológica.

   Ahora los investigadores de la Universidad de Heidelberg y el Centro de Arqueometría Curt Engelhorn en Mannheim han resuelto parte del rompecabezas.

   Utilizando métodos de las ciencias naturales, examinaron el estaño del segundo milenio antes de Cristo encontrado en sitios arqueológicos en Israel, Turquía y Grecia. Pudieron demostrar que este estaño en forma de lingotes no proviene de Asia Central, como se suponía anteriormente, sino de depósitos de estaño en Europa.

   Los resultados demuestran que incluso en la Edad del Bronce, deben haber existido rutas comerciales complejas y de largo alcance entre Europa y el Mediterráneo Oriental. Las materias primas altamente apreciadas como el estaño, así como el ámbar, el vidrio y el cobre fueron las fuerzas impulsoras de esta temprana red de comercio internacional.

   El bronce, una aleación de cobre y estaño, ya se estaba produciendo en Oriente Medio, Anatolia y el Egeo a fines del cuarto y tercer milenio antes de Cristo. El conocimiento sobre su producción se extendió rápidamente a través de amplias franjas del Viejo Mundo. "El bronce se usó para fabricar armas, joyas y todo tipo de objetos cotidianos, legando su nombre de manera justificada a toda una época. El origen del estaño ha sido durante mucho tiempo un enigma en la investigación arqueológica", explica en un comunicado el profesor Ernst Pernicka, quien hasta su retiro trabajó tanto en el Instituto de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Heidelberg como en el Centro de Arqueometría Curt Engelhorn.

   "Los objetos y depósitos de estaño son raros en Europa y Asia. La región del Mediterráneo Oriental, donde se originaron algunos de los objetos que estudiamos, prácticamente no tenía depósitos propios. Por lo tanto, la materia prima en esta región debe haber sido importada", explicó el investigador.

   Los metales comercializados en forma de lingotes son particularmente valiosos para la investigación porque las cuestiones de origen pueden ser dirigidas específicamente. Utilizando datos de isótopos de plomo y estaño, así como análisis de oligoelementos, el equipo de investigación de Heidelberg-Mannheim dirigido por el profesor Pernicka y el doctor Daniel Berger examinó los lingotes de estaño encontrados en Turquía, Israel y Grecia.

   Esto les permitió verificar que realmente derivara de depósitos de estaño en Europa. Los artefactos de estaño de Israel, por ejemplo, coinciden en gran medida con el estaño de Cornwall y Devon (Gran Bretaña). "Estos resultados identifican específicamente el origen del metal de estaño por primera vez y, por lo tanto, dan lugar a nuevas ideas y preguntas para la investigación arqueológica", agrega Berger, quien realiza investigaciones en el Centro de Arqueometría Curt Engelhorn.

Contador