Drugwatcher ha ayudado a miles de personas afectadas por medicamentos y dispositivos peligrosos

PIXABAY
PIXABAY
Actualizado 11/04/2018 9:32:50 CET

Quienes han sufrido negligencias por el uso de fármacos o dispositivos médicos tienen un aliado contra ellas.

Madrid, 11 de abril de 2018.- Todos queremos sentirnos mejor. Y por eso recurrimos a menudo al uso de medicamentos y dispositivos médicos que nos proporcionen los medios para cuidar de nuestra salud. Sin embargo, a veces no solo no nos ayudan, sino que contribuyen a agravar los problemas. En otros casos, puede que se solucione, pero que tengan unos efectos secundarios que no se advirtieron. En cualquier de ellos, la sensación de indefensión ante la industria farmacéutica es bastante grande. Esto es lo que quiere evitar Drugwatcher, que ya ha ayudado a más de 3000 personas en Estados Unidos a buscar indemnizaciones por problemas relacionados con negligencias.

   

¿Qué es Drugwatcher?

Esta página web se encarga de analizar la industria de la medicina y los productos farmacéuticos. El objetivo que persigue es ofrecer información y advertir de forma pública sobre los efectos que pueden tener ciertos fármacos o dispositivos peligrosos. Además, quienes ya se han visto afectados por estos pueden recibir la ayuda necesaria para acudir al lugar adecuado con el fin de recibir una compensación debido a estas negligencias.   

Drugwatcher surgió debido a que las demandas médicas no son todo lo claras que deberían ser. La industria farmacéutica es bastante poderosa en Estados Unidos, y por eso en ocasiones quienes sufren consecuencias negativas se sienten indefensos. También es posible que no sepan a dónde acudir para demandar lo que les corresponde por derecho. En estos campos es en los que se concentra la página. Además, recopila información específica sobre los medicamentos y dispositivos y alerta sobre las consecuencias que tienen para evitar que otras personas se vean afectadas, o que quienes ya lo han hecho sepan que no están solas.


La historia que llevó a su creación

El fundador de este sitio, Paul Jansen, se inspiró en una película bastante popular, que a su vez se basa en un caso real. En 2015 vio el film Erin Brockovich, en el que una mujer comenzó una demanda colectiva contra una empresa por contaminar el agua de un pueblecito de California que causó graves daños a los vecinos.   

La historia despertó el interés de Jansen, que empezó a mirar en Internet si estas demandas eran habituales. Desgraciadamente pudo comprobar que los abusos por parte de las empresas farmacéuticas eran muchos, y que miles de personas se veían afectadas por ellos. Así que decidió fundar esta organización y comenzar una lucha que sigue en marcha hoy.

En la actualidad son miles los afectados por negligencias que han sido ayudados por este sitio, consiguiendo indemnizaciones justas por los casos causados, además de advertir a la población sobre determinados productos peligrosos, que de otro modo seguirían siendo usados como si no ocurriera nada.

   

Las demanda colectivas van ganando terreno en España

En los Estados Unidos es bastante habitual ver cómo cientos de afectados por un problema común se unen para emprender una demanda. En España está mucho menos extendido, aunque los últimos casos, especialmente relacionados con el mundo financiero, están haciendo que cambie la percepción de que es inútil luchar contra grandes empresas.   

Todos conocemos hoy lo que ha pasado con las preferentes, las cláusulas suelo o las hipotecas multidivisa, que han afectado a miles de ciudadanos. Estos se están uniendo para emprender demandas colectivas por varios motivos. El primero, que los costes de hacerlo así son menores que si se intenta hacer la guerra por cuenta propia. Por otra parte, la unidad anima mucho más a hacer valer los derechos de los consumidores frente a los abusos. Sobre todo con la llegada de sentencias favorables a los ciudadanos.

   

Empresa: OlimpoMarketing

Autor: Pedro Fernández

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación

Mejora la comunicación de tu empresa con Europa Press Comunicación