Actualizado 06/02/2007 20:19 CET

Innova.- Victorio y Lucchino presentan en Cevisama una colección para "vestir" los azulejos y "hacer bellos" los hogares

VALENCIA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los diseñadores Victorio y Lucchino presentaron hoy en la 25 edición del Salón Internacional de Cerámica, Equipamiento de Baño, Materias Primas, Fritas y Maquinaria (Cevisama) una colección para Parthenon Cerámica S.L. con la que "vestir y arropar" los azulejos y "hacer bellos" los hogares.

La línea V&L Azulejos plasma "tradición, artesanía y diseño contemporáneo" en este nuevo soporte, que según explicaron, pretenden "vestir" para que "respire a tela" y se llegue a "casi generar la duda sobre si se trata de tejido o azulejos".

Al respecto, los creadores andaluces anunciaron que lanzarán una colección al año para renovar su gama de azulejos, con los que "dar textura" y aportar "calidez" a los cuartos de baño para abandonar el "frío" que acompaña al color blanco y que "hace que todos nos veamos peor", apuntó el cordobés José Victor Rodríguez Caro.

Señalaron que se trata de "más o menos el mismo proceso" que a la hora de vestir un cuerpo humano, dado que en ambos casos lo "fundamental" es "hacerlos más bellos" y "arroparlos", que su fondo "no sea frío", sino que sea como la ropa de su firma.

Asimismo, el sevillano José Luis Medina del Corral indicó que aportan al sector azulejero su "inquietud interior" y su "intención de exteriorizar cosas" que sienten "estéticamente". "Se trata de vender un mundo, una filosofía de vida", aseveraron ambos.

Sobre los aspectos concretos de la colección, puntualizaron que su intención es "recrearse en el mundo textil", con estampados florales o incluso de 'tweed', además de "adentrarse en un mundo más revolucionario tecnológico" con las posibilidades que éste ofrece para "crear una tridimensión".

Por otro lado, citaron como la única "dificultad" del proceso de creación de azulejos, la obtención del "color que se tiene en mente" a la hora del diseño en el resultado final, cuya concreción podía verse "distorsionada" tras los distintos procesos a los que se somete la baldosa en hornos a altas temperaturas.

Finalmente, los diseñadores comentaron sentirse "muy satisfechos" con el resultado obtenido con esta nueva iniciativa artística, y aseguraron que están inmersos "en la era de la imagen" y de la tecnología, por lo que les es "fácil" poder "diversificar su creatividad" y "adentrarse" en nuevos proyectos.