Alcaraz cree que con el "inoportuno" adelanto electoral el debate será un "tumulto", pero pide "no dramatizar más"

El consejero Manuel Alcaraz
CORTS - Archivo
Publicado 05/03/2019 12:33:14CET

VALÈNCIA, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Transparencia, Manuel Alcaraz (Compromís), ha lamentado este martes que el adelanto de las elecciones autonómicas es "inoportuno, injustificado y atiende a criterios probablemente de una lógica partidista", al tiempo que ha advertido que el debate político durante la campaña "se va a convertir en un tumulto".

No obstante, ha remarcado que "las relaciones personales en el Consell están bien" y ha insistido: "No nos gusta, ayer no fue un día fácil pero no hay que dramatizar más, los ciudadanos y ciudadanas ya están hartos de dramas políticos, hay que gobernar".

Así lo ha manifestado este martes, en declaraciones a los medios, tras asistir a la toma de posesión del nuevo jefe superior de Policía de la Comunitat Valenciana, Jorge Zurita, después de que este lunes el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, adelantase los comicios autonómicas al 28 de abril para coincidir con las elecciones generales, una decisión aprobada a pesar de la oposición de los cinco consellers de Compromís.

Alcaraz ha indicado que su posición es la expresada este pasado lunes por la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, porque se trata de un adelanto "inoportuno, injustificado y que atiende más a criterios probablemente de una lógica partidista que al interés general". "Desde luego yo no creo que esto valencianice los procesos electorales", ha valorado, para recalcar que "la idea de valencianizar unas elecciones llevándolas a unas generales parece un contrasentido".

En este sentido, a Compromís le "preocupa que las elecciones autonómicas, en las que hay que presentar cuenta de lo que ha hecho el Botànic, que es tanto y tan importante y de una manera tan peculiar, se lleven a un proceso electoral donde el debate se va a convertir en un tumulto, cuando aquí podrías tener un debate electoral mucho más serio y tranquilo". "Creo que hemos perdido la oportunidad", ha criticado.

A pesar de ello, el Consell "sigue hasta el último día", ha subrayado el conseller, que ha asegurado que "las relaciones personales en el Consell están bien". "Vamos a gobernar, vamos a seguir trabajando en los temas que estén abiertos, con las limitaciones que se establecen en el nuevo periodo, sobre todo que estén cerradas las Corts, en una expresión decimonónica que se empleaba antiguamente", ha indicado.

"Dicho esto, no nos gusta, ayer no fue un día fácil pero no hay que dramatizar más. Los ciudadanos y ciudadanas ya están hartos de dramas políticos, hay que gobernar. Hay que trabajar y creo que ha sido un error el hacer esto, pero bueno, insisto en que nosotros vamos a estar trabajando hasta el último minuto", ha concluido.

Contador