Publicado 02/02/2021 20:43

Barceló niega quejas por la asistencia en la antigua Fe y defiende a los sanitarios: "Se están dejando la piel"

Antiguo hospital de la Fe en Valencia
Antiguo hospital de la Fe en Valencia - Rober Solsona - Europa Press

Sanidad abre una investigación y solicita a la Inspección que informe sobre la situación de las instalaciones

VALNCIA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, ha asegurado este martes que su departamento no tiene ninguna queja por deficiencias, condiciones precarias o falta de asistencia a pacientes de coronavirus ingresados en las dependencias de la escuela de enfermería de la antigua Fe de Valncia y "sí felicitaciones", al tiempo que ha defendido el trabajo de los sanitarios que, según ha dicho, "se están dejando la piel" en su tarea.

Así lo ha indicado en una rueda de prensa ofrecida para informar de la situación de la pandemia en la Comunitat Valenciana en relación a las preguntas sobre informaciones publicadas de quejas de profesionales y algunos familiares por la atención que reciben los pacientes. Un juzgado de Valncia acumula dos denuncias, una del PP y otra de la asociación Defensor de Paciente por estos hechos.

Barceló, que ha señalado no disponer del número exacto de trabajadores en la escuela de enfermería de la antigua Fe, ha señalado que han tenido conocimiento de estas situaciones por las informaciones publicadas y ha afirmado que su departamento estará a disposición de lo que Fiscalía o los tribunales puedan solicitar.

En todo caso, ha hecho hincapié en que no se ha registrado "ninguna queja desde que está abierta y con pacientes" ni tampoco se han recibido en el Servicio de Atención e Información al Paciente (SAIP). "Nadie ha presentado ninguna queja que haya arrojado alguna luz de que algo pudiera estar pasando", ha manifestado la consellera, quien ha recalcado que el personal sanitario que atiende a los pacientes "tiene como prioridad fundamental salvar vidas y se están dejando literalmente la piel en ello".

No obstante, ha confirmado que su departamento ha abierto una investigación y ha solicitado a la Inspección que informe de la situación de la antigua escuela en estos momentos, aunque ha recordado que ya fue chequeada el pasado mes de octubre por el servicio de Inspección, que redactó un informe en el que no consta ninguna circunstancia que impidiera su uso, sino que consideraba que las instalaciones podían recibir pacientes para ser atendidos.

Y desde entonces, se está siguiendo un mismo protocolo para la remisión de pacientes, que ha afirmado que no ha cambiado. En esta línea, ha indicado que si abre una investigación, informarán de todo lo que se requiera.

NOMBRES Y APELLIDOS

La consellera ha subrayado que en este caso si hay una investigación por parte de instancias judiciales es porque se ha informado de unos hechos "a través de una carta anónima". "Entenderá que algo que es anónimo... quien denuncia todos los hechos puede poner nombres y apellidos a esa denuncia", ha indicado, para insistir en que no consta en el registro "ninguna queja de ese centro y sí constan felicitaciones".

Preguntada por si mantiene que puede ser un bulo, Barceló ha manifestado que a ella no le ha llegado esa carta anónima que sí que ha llegado a un medio de comunicación y ha reiterado que no le constan quejas y sí el "trabajo ingente de los sanitarios".

Así, ha defendido que las instalaciones disponen de agua caliente, aunque "puede ser que algún día hubiera alguna avería"; que no hay telefonillo para comunicarse los pacientes como los sanitarios, pero sí "un botón de llamada" para avisos y que hay fisioterapia con un horario determinado, un servicio que asiste a todos los que estén prescritos por el médico que les corresponde.

Más información