29 de febrero de 2020
 
Actualizado 13/02/2020 18:51:06 CET

'La casa de les aranyes' abre la puerta a nuevas coproducciones entre la Comunitat y Cataluña

Presentación de 'La casa de les aranyes' en València
Presentación de 'La casa de les aranyes' en València - GVA

El Principal de València toma el testigo al TNC con una tragedia donde los 'monstruos' tienen luz y el dolor se transforma en belleza

VALÈNCIA, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

El estreno de 'La casa de les aranyes' en el Teatre Principal de València, tras su paso por el Teatre Nacional de Catalunya (TNC), abre la puerta a nuevas coproducciones entre la Comunitat Valenciana y Cataluña e incluso con teatros de Baleares, en el marco de la 'Declaración de Palma' que acordaron las tres comunidades en 2017.

"Espero que este matrimonio vuelva a suceder. Los creadores tenemos necesidad de juntarnos, más en territorios con la misma lengua", ha manifestado el autor de la obra, Paco Zarzoso, en la presentación en València. Rosa Renom, una de las actrices, también ha llamado a "trabajar en valenciano y catalán sin complejos ni manías, todo mezclado".

Este es uno de los retos del Institut Valencià de Cultura, ya que el Principal de València está en fase de conversaciones con el Principal de Palma para compartir espectáculos y también busca aliados en Barcelona, de cara a una posible coproducción bilateral "e incluso a tres bandas", como ha avanzado el responsable de Artes Escénicas del IVC, Roberto García.

Hasta entonces, 'La casa de les aranyes' es la primera coproducción entre Cultura de la Generalitat Valenciana y el TNC, con sello valenciano y catalán "a partir de una misma cultura y lengua", ha resaltado el director del IVC, Abel Guarinos. Las dos partes encargaron al saguntino Paco Zarzoso esta función dirigida a cuatro manos junto a la dramaturga Lourdes Barba.

Es una tragedia, "más bien una tragicomedia", que retrata la desolación de las vidas distanciadas del resto de la sociedad y se puede ver en el Principal desde este viernes 14 hasta el domingo 23 de febrero. Llega a València tras una recepción "extraordinaria" en la ciudad condal, ha destacado el director del TNC, Xavier Albertí, que en su primera temporada ya estrenó una ópera de Zarzoso.

"VIVIMOS UNA ÉPOCA MUY PORNOGRÁFICA"

'La casa de les aranyes' sube a escena una historia que demuestra que "el arte es capaz de transformar el dolor en belleza", adentrándose en terrenos inexplorados e intentando huir de la obviedad, más allá de las "historietas" que se consumen en la televisión o el cine. "Vivimos una época muy pornográfica en muchos aspectos; el teatro debe ser el territorio del erotismo del alma", ha ilustrado el dramaturgo.

Como autor y "aprendiz constante", Zarzoso ha asegurado que es de las aventuras más apasionantes" que ha vivido, un proceso que arrancó hace dos años y partió de una gran pregunta, porque "el teatro es el territorio de los enigmas". "¿Hamlet está loco o se hace el loco?", se ha cuestionado.

El "punto ciego" de partida es aparentemente desconcertante: un hombre que llega a su casa y pregunta a sus vecinos si quieren que pinte una fachada. Todos tratan de superar la construcción de una presa hidroeléctrica y el asedio de unas arañas descomunales, mientras las vidas de los protagonistas están marcadas por las cicatrices y su tranquilidad se ve amenazada por cazadores furtivos.

NATURALEZA HERIDA

A partir de estos enigmas latentes, 'La casa de les aranyes' habla de dos crisis, tanto la económica que "dejó a mucha gente sin alma" como la medioambiental, con un pueblo anegado por un pantano como reflejo de la "naturaleza herida".

Zarzoso se basó en la gente que conoció en un pequeño pueblo de Asturias, donde "perdieron su paraíso", para plasmarlo en un teatro que trata de transformar el dolor en humor, "en belleza". "El verdadero tema de la obra es el don de las lágrimas: la posibilidad de llorar por los otros y ponerte en su lugar", ha aseverado, cuando "vivimos una época en la que lloramos mucho por nosotros".

Se trata de un "viaje del mal" protagonizado por personas --las arañas del título-- que deben aprender que "no tienen que matar a sus hermanos", con la superación del dolor como reto. El autor ha contado que le ayudó a superar la parálisis facial que sufrió durante el proceso, como un ejemplo de que "los monstruos también tienen partes luminosas", y ha alucinado con que miles de personas hayan leído su texto en sesiones de lectura en bibliotecas.

La otra dramaturga, Lourdes Barba, ha celebrado la oportunidad de sumarse a este "mundo de dolor, poesía y amor". "Por muy oscuros que sean los personajes, siempre les deja una brecha para la luz; se tienen que salvar", ha manifestado.

REFLEJO EN 'PARÁSITOS'

Toda esta 'telaraña' recuerda a la cinta 'Parásitos' que arrasó la semana pasada en los Oscar, con muchos puntos en común: una casa, familias y "seres que son intrusos o colonizan el alma de los otros", como ha apuntado el responsable de Artes Escénicas del IVC.

Los seis intérpretes, tres catalanes y tres valencianos, son Verónica Andrés, Francesc Garrido, Àgueda Llorca, Rosa Renom, Pep Ricart y Santi Ricart, con escenografía a cargo de Max Glaenzel, vestuario de Josán Carbonell, iluminación de Maria Domènech, composición de Isabel Latorre y sonido de Carles Gómez.

Contador

Para leer más