Chiquillo destaca la figura de Barberá para que las Fallas fueran Patrimonio y ve "inoportuno" el debate de vestuarios

Publicado 07/12/2016 13:52:19CET

VALENCIA, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Red Internacional Plataforma UNESCO Rutas de la Seda, José María Chiquillo, ha destacado la figura de la exalcaldesa de Valencia y senadora Rita Barberá para que las Fallas fuesen declaradas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, al tiempo que considera "inoportuno" el debate que se ha generado recientemente en torno a la indumentaria de las falleras.

Chiquillo se ha pronunciado en estos términos en un desayuno informativo para hacer balance de 'Valencia, capital mundial de la Ruta de la Seda' - 'Valencia, ciudad de Patrimonios UNESCO'. En el acto ha estado acompañado por el presidente del Colegio del Arte Mayor de la Seda, Vicente Genovés.

Chiquillo ha hecho un repaso de las personas e instituciones que han contribuido a conseguir que las Fallas fueran declaradas Patrimonio de la Humanidad, y entre ellas ha hecho referencia a Rita Barberá, quien falleció el pasado mes de noviembre.

"Hay que poner en valor la implicación personal y el amor de Rita Barberá tanto por el proyecto de las Fallas como por el de la Lonja --fue declarada Patrimonio hace 20 años--. Es de justicia su reconocimiento y puesta en valor desde Unesco España", ha manifestado.

Junto a ella, Chiquillo también ha nombrado a Federico Mayor Zaragoza, director general de la Unesco entre 1987 y 1999, sobre quien ha aseverado que en próximos días vendrá a Valencia. En cuanto a instituciones, ha nombrado, entre otras, el Gremio de Artistas, la Cámara de Comercio, el Ateneo, el Colegio de la Seda, el Congreso de los Diputados, casi un centenar de ayuntamientos y la Agència Valenciana de Turisme (AVT). También ha ensalzado el trabajo de todos los falleros.

Chiquillo ha explicado que la declaración de Patrimonio de las Fallas pasó también por "algunos momentos críticos" y ha puesto como ejemplo las alegaciones presentadas por el movimiento antitaurino. "Desde la Generalitat y la Junta Central Fallera se combatieron y al final no repercutieron en la declaración", ha manifestado. "Una cosa son las Fallas y otra distinta los actos culturales puntuales", ha aseverado.

Preguntado al respecto por si la polémica generada en torno a las 'Normas de protocolo y actuación para las falleras mayores de Valencia y sus cortes de honor', que pide a las jóvenes falleras que eviten las transparencias y escotes "excesivos", pudo poner en peligro la declaración de Patrimonio, ha indicado que "en peligro no" pero fue "inoportuno".

Sobre este asunto, Chiquillo ha afirmado que "fue inoportuno porque generó a nivel nacional e internacional unos comentarios que son tremendamente injustos y que desconocen la realidad, porque todo el mundo sabe el importante papel de la mujer en el mundo de las fallas".

"Fue inoportuno que se abriera esta discusión apenas 10 días antes de la decisión final de la Unesco, pero se pudo contrarrestar poniendo en valor los criterios de las fallas, entre los que destaca el papel de la mujer y su protagonismo". Ha agregado: "Pudimos demostrar que esto era una anécdota interna de uso doméstica. Hablamos de que no era indumentaria de las fiestas sino de la faceta privada de la vida civil de las falleras".

Interpelado por si este debate llegó a la Unesco, Chiquillo ha respondido: "Estuvo en los medios de comunicación durante cuatro días y no hay fronteras. Eso corre como la pólvora", ha dicho. "Esos días intenté explicar en las redes sociales que se trataba de una discusión interna, doméstica, respecto a la vestimenta privada, y no a la que está en la fiesta", ha insistido.

Chiquillo, preguntado también por si las Fallas, al ser Patrimonio, no podrán modificar el día de la Cremà para que caiga en fin de semana, ha indicado que "la fiesta tiene una protección que se celebra del 14 al 19 de marzo y se celebra en torno al patrón de San José".

"BENEFICIO TURÍSTICO"

Chiquillo ha destacado que el hecho de convertirse las Fallas en Patrimonio supondrá un "gran beneficio turístico". Ha indicado que en la página web de la Unesco se ha traducido la festividad de las fallas en cinco idiomas --español, inglés, francés, ruso y chino--, lo que tendrá repercusión en el turismo.

A su juicio, la declaración de Patrimonio de las Fallas "es una garantía de proyección internacional y una campaña de marketing gratuita para la ciudad". "Es una oportunidad que tiene que aprovechar Valencia y las instituciones para poner a la ciudad en el mapa", ha subrayado.