Publicado 23/06/2020 11:20:56 +02:00CET

Cirujanos de Vithas Valencia operan tras 24 horas de quirófano un gran tumor que desplazaba pulmón, esófago y aorta

PET del paciente portugués
PET del paciente portugués - VITHAS

El paciente, de 42 años, había sido remitido desde Portugal y fue intervenido en dos tiempos

VALÈNCIA, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

El equipo del doctor Antonio Martín Benlloch ha operado en el Hospital Vithas Valencia 9 de Octubre un condosarcoma de gran tamaño que comprometía tres vértebras y a la caja torácica, tras una intervención que ha precisado de 24 horas de quirófano. El crecimiento del volumen tumoral del paciente, un ciudadano portugués que fue remitido al centro valenciano por su experiencia, desplazaba el mediastino: aorta, esófago y pulmón.

Según ha explicado el centro en un comunicado, el condrosarcoma grado 2 es un tipo de cáncer poco frecuente que suele comenzar en los huesos y extenderse a los tejidos blandos cercanos. "Es una lesión maligna clasificada de bajo grado (de crecimiento lento y que alcanza gran tamaño) cuyo tratamiento de elección es la cirugía", ha precisado el doctor Martín, traumatólogo especializado en cirugía tumoral de columna.

La extracción quirúrgica del tumor es el pilar principal del tratamiento del condrosarcoma ya que la radioterapia y la quimioterapia rara vez resultan útiles en el tratamiento de este tipo de tumor. "La resección debe de realizarse sin abrir el tejido tumoral y con márgenes libres de enfermedad", ha recalcado el especialista.

El paciente, José Miguel, de 42 años, comenzó a padecer dolor de espalda. Las molestias se agudizaron y persistieron. Finalmente llegó el diagnóstico: un condrosarcoma afectaba a los cuerpos vertebrales T5, T6 y T7 y a varias costillas. Y en su crecimiento desplazaba, además de a la aorta y esófago, a la carina y a los vasos pulmonares. La resistencia de este tipo de tumores a tratamientos de radio y quimioterapia hacía imprescindible la resección del tumor.

Natural de Portugal, José Miguel fue sometido a una primera intervención de descompresión en su país, aunque no fue la última porque era necesario quitar el tumor. La complejidad del acto quirúrgico que implica la extracción de este tipo de tumores llevó al Instituto Portugués de Oncología a contactar con el doctor Antonio Martín Benlloch, traumatólogo especializado en columna.

PANDEMIA

El estallido de la pandemia imposibilitó la cooperación quirúrgica en Oporto y José Miguel se vio "atrapado" con su enfermedad y sin acceso a una solución esperanzadora, relatan desde el centro. Finalmente, y acompañado de su mujer, José Miguel ingresó en Vithas Valencia 9 de Octubre el 11 de mayo.

El tratamiento quirúrgico del condrosarcoma comenzó el 16 de mayo a las 9 de la mañana. En ese primer tiempo quirúrgico, que se prolongaría hasta la 1 de la madrugada del día siguiente, se procedió a delimitar y realizar la disección del tumor. "Separamos la lesión de las estructuras que la delimitaban de forma secuencial", aclara el doctor.

El segundo paso consistió en acabar de liberar la carina, la aorta y el esófago, afectados por el volumen tumoral, y, por último, "incluir las costillas afectadas por el tumor", matiza el doctor.

La complejidad de este tipo de cirugías obliga a contar con un equipo multidisciplinar. En este caso, al Dr. Martín Benlloch, se unieron Genaro Galán (cirujano torácico); José Luis Berlanga (traumatólogo); la doctora Bolos, Antonio Guillén y Alberto Buchón, anestesistas, y Carmen Faus y Teresa Rodríguez, instrumentalistas.

Al día siguiente, domingo, José Miguel volvió a bajar a quirófano a las 9.00 para someterse a la segunda intervención que llevaría al equipo otras nueve horas. Para este segundo tiempo, fue preciso liberar la médula de la lesión tumoral y la parte de la columna afectada para proceder a la resección del tumor.

"Tuvimos que extraer tres vértebras y las costillas afectadas vecinas e implantar una prótesis de fibra de carbono de reconstrucción e instrumentar desde la segunda vértebra torácica a la T11 (undécima)", explica el doctor.

DIFICULTAD AÑADIDA

José Miguel había sido intervenido en octubre de 2019 en Oporto.
Como en la inmensa mayoría de cirugías de carácter oncológico, las segundas intervenciones revisten dificultades añadidas. "Las cirugías previas obligan a considerar determinadas estructuras como margen de seguridad, es decir, se incluyen en la pieza a resecar", añade el traumatólogo.

José Miguel ha precisado 31 días de ingreso hospitalario para recuperarse de su intervención; dos de ellos en UCI. "El control postoperatorio de estos pacientes es fundamental; en este caso ha sido un gran trabajo del equipo de la UCI del Hospital Vithas Valencia 9 de Octubre", destaca el doctor Martín Benlloch

Desde la habitación 428 del Hospital Vithas 9 de Octubre, él y su mujer destacan la "calidad humana" del equipo médico, enfermeras de planta y las auxiliares, a las que nombra: Ana, Carmen, Sergio, Josefina, Diana porque "son el alma del hospital; tienen todos los elementos para ser los mejores profesionales".

"Un día en el que tenía mucho dolor tuve que llamar a la enfermera repetidas veces", recuerda José Miguel. "Cuando llegó me disculpé por la insistencia" y, señala emocionado, que la profesional le trasladó: "No tienes por qué disculparte. Tú no tienes la culpa de sentir dolor".

Contador

Para leer más