Publicado 23/09/2019 13:47CET

La confluencia lamenta la disolución de CseM y asegura que seguirá trabajando como hasta ahora

CASTELLÓ, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La confluencia formada hasta ahora por Unides Podem-Castelló en Moviment-EUPV en el Ayuntamiento de Castelló ha lamentado la disolución de la formación asamblearia, y ha asegurado que continuará trabajando como hasta ahora dentro del equipo de gobierno.

Al respecto, ha confirmado que María Jesús Garrido, que salió elegida como número dos de la coalición por CseM en las pasadas elecciones, mantendrá su acta de concejal y seguirá desarrollando el trabajo que hacía hasta ahora, aunque habrá que ver cómo se articula técnicamente su continuación dentro de la confluencia con la formación a la que representaba disuelta.

En las pasadas elecciones municipales la confluencia formada por Unides Podem, Castelló en Moviment y EUPV obtuvo dos concejales, los cuales --a diferencia de los cuatro ediles de CseM de la pasada legislatura-- decidieron entrar a formar parte del equipo de gobierno.

Castelló en Moviment anunció este fin de semana en su cuenta de Facebook que en una asemblea celebrada el 11 de septiembre se acordó disolver la asamblea de la formación y el partido instrumental con el que asistió a las elecciones municpales de 2015 y 2019.

Esta disolución, según CseM, implica el cese en todas las áreas de las actividades en las que estuvo involucrada la formación política, tanto dentro de la ciudad de Castelló como en el tejido social de la ciudad, así como la participación en plataformas y otras ámbitos de lucha de los diferentes movimientos sociales castellonenses.

Por lo tanto, según indica el comunicado, termina aquí la actividad política municipal de CseM, que deja de pertenecer a la confluencia con la que se presentó en las pasadas elecciones. Por lo tanto, la concejal que hasta ahora representó a Castello en Moviment en la confluencia Unides Podem-Castelló en Moviment-EUPV, desliga su tarea del nombre y el legado de CseM.

NO UTILIZAR EL NOMBRE

Como resultado, la asamblea de Castelló en Moviment en su conjunto renuncia a los lugares de representación interna de la confluencia. CseM asume el compromiso colectivo de no utilizar el nombre de Castelló en Moviment en futuros proyectos políticos.

CseM cree que ha llegado el momento de dar por cerrado su periplo por considerar "incompatible" su forma de funcionamiento y de toma decisiones con la que tiene la coalición de que que actualmente forma parte. Además, indica que las formas en las que se dieron las negociaciones para formar esta confluencia, especialmente con Podem, ya dejaron entrever la "falta de confianza" entra las partes y la "diferencia de intereses", que se vió agravado con la "falta de transparencia" de las posteriores negociaciones del Pacte de Fadrell.

Castelló en Moviment señala que tras solo tres meses después de constituido el nuevo gobierno, del que formaban parte, han comprobado la "dificultad" que comporta la convivencia entre un movimiento asambleario y unos partidos "basados en el liderazgo de una o pocas personas, donde el trabajo colectivo no es el protagonista y la toma de decisiones pasa por las directrices centrales de los partidos que forma parte". "Esta dificultad ha reforzado la falta de confianza actual de la asamblea de Castelló en Moviment en nuestros representantes en el Gobierno Municipal", añade.

Por su parte, el que fuera portavoz de CseM en el Ayuntamiento durante la pasada legislatura, Xavi del Señor, ha apuntado en su cuenta de Facebook que la decisión de disolver CseM ha sido "dolorosa pero necesaria", y desea que los compañeros del Ayuntamiento tengan una legislatura "llena de aciertos", especialmente a María Jesús Garrido" .